Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Empresas > Industria

La desconfianza sobre Grifols le pasa factura en bolsa

Desde que se conocieron sus débiles resultados del primer trimestre, sus acciones han retrocedido casi un 6%.

Víctor Grifols Roura, presidente de la catalana Grifols.
La desconfianza sobre Grifols le pasa factura en bolsa
Redacción
Sábado, 06 de agosto de 2016, a las 13:50
Grifols presentó el pasado mes de mayo unos resultados muy débiles correspondientes al primer trimestre de 2016.  En concreto, la compañía farmacéutica obtuvo un 2,5 por ciento menos de beneficio en comparación con el mismo periodo de 2015, llegando  obtener 125,2 millones de euros frente a las cifras del año pasado, 29 millones. Tal y como se esperaba, persiste la debilidad con la que arrancó el año y la empresa parece tener un bloqueo mental para salir de esta situación. Los culpables, el estrechamiento de márgenes y el elevado 'apalancamiento', lo que hace indicar que podría tardar más tiempo en remontar el vuelo.

Justo después de que se anunciaran los números, la compañía se llevó el primer bofetón del mercado, con una caída de más del 5%. Sus acciones parecen dormidas desde entonces y en las últimas sesiones, su comportamiento ha sido muy débil, situándose siempre en el vagón de cola de entre todos los valores que componen el selectivo. Este mismo viernes, el desempeño de la acción ha cerrado por debajo del rendimiento del Ibex. En suma, desde que se supo cómo ha evolucionado su negocio este año hasta junio, sus acciones han retrocedido casi un 6%.

Los análisis posteriores de los expertos han contribuído a aumentar las dudas entre los inversores. El equipo de análisis de Bankinter ha publicado un informe en el que pone en cuarentena a la compañía tras la evaluación de sus resultados. En concreto, señalan que Grifols registró un incremento de los ingresos inferior al 3%. El margen sobre ebitda continúa estrechándose (más de 100 p.b. hasta 28,4%) a pesar de haber recortado los gastos de I+D (-6,3%). Así, este índice empeora casi un 4%. El BNA (Beneficio Neto por Acción) registra un ligero aumento del 1% por el efecto positivo de determinadas inversiones financieras, principalmente por el menor impacto de las diferencias de tipos de cambio.

Para Bankinter, hay tres factores que explican que los márgenes hayan empeorado: la dificultad para acelerar las ventas, sobre todo en la división de Diagnostic y de Hospitales, el incremento de los gastos por el plan intensivo en capex y por la duplicidad de costes fijos y el mayor coste de acceso a la materia prima por la apertura acelerada de nuevos centros de donación en EEUU.