21 de agosto de 2017 | Actualizado: Lunes a las 10:05
Empresas > Industria

La apuesta de Amgen y UCB en osteoporosis provoca daños cardiovasculares

Las compañías descartan que pueda llegar al mercado

Robert Bradway y Jean-Christophe Tellier, CEOs de Amgen y UCB.
La apuesta de Amgen y UCB en osteoporosis provoca daños cardiovasculares
Redacción
Lunes, 22 de mayo de 2017, a las 17:30
El medicamento experimental romosozumab, de Amgen y UCB Pharma, provoca una tasa más alta de lo esperada de efectos secundarios graves relacionados con el corazón. Así lo indica un ensayo clínico de fase III y que ha llevado a las compañías a pensar, según Reuters,  que el producto ya no será aprobado por la Food & Drugs Administration (FDA), que todavía no ha tomado su decisión sobre si este producto se podrá vender en el mercado estadounidense.
 
De hecho, estos nuevos datos retrasarán cualquier decisión de la FDA y dejan un futuro incierto para el producto.  Y es que, aunque las compañías no han revelado la naturaleza y la gravedad de los perjuicios hallados por romosozumab, Geoffrey Porges, analista de Leerink, ha asegurado que las posibilidades de que este fármaco pueda llegar al mercado están al 50 por ciento.
 
Otro analista, Umer Raffat, de ISI Evercore, ha considerado esta información “claramente negativa y muy sorprendente”. De hecho, ha pronosticado para las acciones de Amgen una caída de sus acciones de entre un 3 y un 4 por ciento.
 
También es un golpe duro para UCB, cuyas acciones también se han desplomado, hasta un 13 por ciento. El problema está en que las compañías se tienen que olvidar de los ingresos anuales esperados por este fármaco, pronosticados en unos 720 millones de dólares en 2023.