Ipsen presenta el primer estudio de una neurotoxina recombinante en humanos

Han demostrado su seguridad y un perfil de tolerabilidad en pacientes

Alexandre Lebeaut, vicepresidente ejecutivo, y director científico y de I+D de Ipsen.
Ipsen presenta el primer estudio de una neurotoxina recombinante en humanos
jue 17 enero 2019. 14.00H
La compañía Ipsen ha presentado los resultados del primer estudio en humanos con una neurotoxina recombinante de acción rápida en el Congreso Toxins 2019. Esta neurotoxina ha demostrado su seguridad y perfil de tolerabilidad en voluntarios sanos.

El estudio también ha dejado patente que esta toxina tiene un inicio de acción más rápido y una menor duración de su efecto, y que alcanza su máxima actividad en un breve espacio de tiempo, en comparación con los productos ya existentes de toxina botulínica A (BoNT-A, según sus siglas en inglés). Está previsto que se inicien nuevos estudios de esta terapia para determinar su potencial uso estético y terapéutico.

"La aplicación de técnicas recombinantes para crear nuevos medicamentos basados en la toxina botulínica con diferentes inicios y duraciones de su acción ofrecerá flexibilidad a los médicos a la hora de escoger la neurotoxina más apropiada para cada paciente, algo que no es posible actualmente" ha explicado Philippe Picaut, vicepresidente senior de investigación y desarrollo del área terapéutica de Neurociencias de Ipsen.

El uso de las neurotoxinas botulínicas


Las neurotoxinas botulínicas (BoNTs) se usan en diferentes afecciones infiltrándose en los músculos esqueléticos, por ejemplo, para el tratamiento de la distonía cervical, el espasmo hemifacial, el blefarospasmo, la espasticidad en adultos y niños o, por estética; en la musculatura lisa, para la hiperactividad neurogénica del detrusor o para vejiga hiperactiva idiopática, o en la hiperfunción de la glándula exocrina por ejemplo, para el tratamiento de la sialorrea o de la hiperhidrosis axilar.

Alexandre Lebeaut, vicepresidente ejecutivo, y director científico y de I+D de Ipsen, ha declarado que "la investigación en neurotoxinas está avanzando a un ritmo sin precedentes y, en Ipsen, estamos a la vanguardia de esta transformación, desarrollando soluciones terapéuticas y estéticas innovadoras que ayuden a los pacientes a recuperar el control de sus vidas".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.