18 nov 2018 | Actualizado: 17:25

Farmaindustria vislumbra "tensiones presupuestarias" en 2018 por Cataluña

Humberto Arnés reconoce que el conflicto catalán arroja “nubarrones” para el próximo curso, aunque no es la única causa

Humberto Arnés, presidente de Farmaindustria.
Farmaindustria vislumbra "tensiones presupuestarias" en 2018 por Cataluña
mar 24 octubre 2017. 12.30H
@EduOrtegaRM
La industria farmacéutica va a cerrar plácidamente 2017, un año que ha transcurrido con una calma que el sector del medicamento ya casi no recordaba. Sin embargo, la situación de Cataluña y los esperados recortes en el gasto público siembran de “nubarrones” las previsiones para 2018.

Así lo ha indicado Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, quien ha reconocido que “somos conscientes de que a pesar de que la economía crece favorablemente, existe una ralentización del crecimiento económico, incluso nubarrones por la situación de Cataluña. Vislumbramos para el próximo curso tensiones presupuestarias”.

Y es que la crisis en la región está cambiando las previsiones para España, dejando los vaticinios de ascenso del PIB en una orquilla del 1,4 al 2,6 por ciento, dependiendo de la fuente consultada, un fuerte descenso respecto a lo previsto anteriormente (un 2,3 por ciento. Una inestabilidad que “no es favorable para el sector farmacéutico que depende de presupuestos públicos”.

Por ello, Arnés ha reconocido que hay “preocupación” en los laboratorios por lo que sucede en Cataluña. “¿Cómo no va a haber preocupación cuando nos dicen que el PIB puede caer?”. Aún así, ninguna de las compañías adheridas a Farmaindustria se ha decidido todavía a mover su domicilio social fuera de la autonomía.

Pero las tensiones económicas que tendrá que afrontar el sector farmacéutico no serán provocadas únicamente por el conflicto catalán. El director general de Farmaindustria ha recordado que España tiene hasta 2020 para reducir su déficit a cero. “Habrá que hacer un esfuerzo muy alto. Todas las partidas del presupuesto público tendrán que reducirse todavía más”.

Con todo, y a pesar de que se prevé que el crecimiento del gasto en medicamentos esté “algo por debajo del PIB” en 2018, “esperamos alcanzar las cifras de 2010, cuando alcanzamos máximo histórico”.

Examen con buena nota

Arnés ha abordado estas cuestiones durante su intervención en el XIV Seminario Industria Farmacéutica y Medios de Comunicación, que se celebra en Sigüenza (Guadalajara), en el que ha valorado positivamente lo que va de 2017. “Estamos en un cierto contexto de predictibilidad y estabilidad. No se han alterado las condiciones del entorno y ni nada que modifique el status quo”.

Hemos pasado el examen con buena nota. Este escenario nos permite aportar valor a la situación económica de nuestro país”, ha asegurado. De hecho, aspira a que el sector farmacéutico “crezca por encima de lo que hace la economía, puesto que la demanda es creciente”, aunque eso tendrá que ser más allá de 2020.

En este sentido, ha recordado que la apuesta de la patronal pasa también por  potenciar e impulsar las tecnologías que permitan mediar los resultados en salud de las terapias (para discernir las más eficientes).

Por otro lado, y respecto a los cambios que han pedido varias voces en la Unión Europea en el campo de patentes, ha avisado de que “estas voces mandan señales que generan inestabilidad en el sistema. Las patentes son muy importantes para el sector”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.