Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Empresas > Industria

Europa aprueba ampliar el uso de bevacizumab, de Roche, en cáncer de ovario

Concretamente en combinación con carboplatino y paclitaxel.

Andrés Poveda, presidente del Grupo Mundial de Investigación en Cáncer Ginecológico.
Europa aprueba ampliar el uso de bevacizumab, de Roche, en cáncer de ovario
Redacción
Lunes, 31 de julio de 2017, a las 14:10
La Comisión Europea ha autorizado el uso de bevacizumab, registrado por Roche con el nombre de 'Avastin', en combinación con las quimioterapias carboplatino y paclitaxel, seguido por este fármaco solo, para el tratamiento de mujeres con cáncer de ovario sensibles a platino que han recaído.

Bevacizumab ya estaba aprobado en Europa para mujeres con cáncer de ovario sensibles a platino, en combinación con las quimioterapias gemcitabina y carboplatino, y esta aprobación amplía la indicación para incluir la combinación de carboplatino y paclitaxel.

"Bevacizumab es una de las terapias que ha cambiado la práctica clínica en cáncer de ovario avanzado. El primero en mostrar beneficio en más de quince años añadiéndolo a otros fármacos y también el primer tratamiento diana. Lo relevante de este estudio es que demuestra que funciona bien asociado a cualquier otro esquema de quimioterapia. De este modo, se confirma el papel de este antiangiogénico, combinado con quimioterapia, en el aumento de la esperanza de vida, tanto en términos de supervivencia libre de recaída, como de supervivencia global", ha comentado el presidente del Grupo Mundial de Investigación en Cáncer Ginecológico (GCIG, por sus siglas en inglés), Andrés Poveda.

El cáncer de ovario es el más mortal de todos los tumores ginecológicos, con unos 230.000 nuevos casos al año en todo el mundo cada año, y siendo la causa de 150.000 fallecimientos. La cirugía para eliminar la mayor cantidad de tumor posible, seguido de la quimioterapia, son un pilar fundamental en el tratamiento, pero desafortunadamente, la mayoría de las pacientes son diagnosticados en una etapa avanzada (cuando el cáncer ha crecido o se ha extendido) y requieren tratamiento adicional.

De hecho, se estima que aproximadamente el 70 por ciento de las pacientes tratadas inicialmente en etapa avanzada con el tiempo acabará recayendo, necesitando otro tratamiento adicional. "Poco a poco estamos cambiando los resultados en un tumor, para el que contábamos con escasas expectativas y para el que cada vez tenemos más opciones. En el caso concreto de bevacizumab ha mostrado ser efectivo en todas las fases del tumor: tanto en primera línea, como en primera recaída, como en recaídas avanzadas", ha enfatizado el experto.

Esta aprobación se ha basado en los resultados del amplio estudio 'GOG-0213' fase III que demostró que la combinación de bevacizumab con quimioterapia con carboplatino y paclitaxel mostró un beneficio de supervivencia global de cinco meses en comparación con la quimioterapia sola.