16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

España, motor económico e investigador de Celgene

Representará el 10 por ciento de los 20.000 millones de dólares que prevé ganar la empresa en 2020

Tuomo Pätsi, presidente en Europa; Robert Hugin, jefe ejecutivo; Mark Alles, CEO de Celgene.
España, motor económico e investigador de Celgene
vie 15 abril 2016. 14.30H
José A. Puglisi
Celgene crece al ritmo de las sevillanas. La farmacéutica norteamericana, que celebra su primera década en Europa, ha destacado el papel que ha tenido España en el crecimiento económico e investigador del grupo. A pesar de que hay un total de 23 países afiliados en la región, la nación ibérica sobresale por ser la única que cuenta con su propio centro de innovación, convirtiéndole en la única sede con esta característica fuera de Estados Unidos.

Tuomo Pätsi, presidente de Celgene Europa, analiza el papel de España para la empresa.

Celgene, que tiene 2.300 empleados en toda Europa, cuenta con grandes perspectivas en Europa. La empresa prevé tratar, en 2016, un total de 150.000 pacientes, cantidad que se disparará hasta los 505.000 pacientes en 2020, según sus estimaciones. Para lograrlo, la farmacéutica se centrará en la investigación, por lo que han destacado que “mientras que el promedio del mercado destina un 15 por ciento al área de I+D, en nuestra empresa se duplica esta cantidad, superando en ocasiones el 30 por ciento”, ha expresado Robert Hugin, jefe ejecutivo de Celgene.

El presidente de Celgene Europa, Tuomo Pätsi, ha asegurado que “el 50 por ciento de los ensayos clínicos que realizamos provienen de Europa, lo que demuestra el peso de la región en nuestro desarrollo e innovación”. Según precisa Jordi Martí, vicepresidente y director general en España de la farmacéutica, “más del 10 por ciento de los estudios de origen europeo se realizan en España, siendo uno de los aspectos diferenciales y más importantes de nuestra sede”.

Cuatro años es el plazo que también se traza la compañía para alcanzar una facturación de 20.000 millones de dólares (unos 17.753 millones de euros), donde España jugará, de nuevo, un papel fundamental. “Esperamos que España represente, aproximadamente, el 10 por ciento de esa cantidad, pero dependerá de muchos factores”, apunta Martí, quien, ante una posible nueva contracción de la economía, asegura que “pensamos que podríamos crecer más lento en los próximos años, pero sin dejar de percibir beneficios”.

A pesar de las buenas perspectivas, Celgene España se enfrenta a dos grandes retos: el primero, “mantener la excelencia que hemos venido registrando durante estos 10 años” y “más a largo plazo, adaptarnos a las nuevas exigencias que tendrá el sector en nuevos modelos de financiación de medicamentos, transparencia y legislación”, detalla el vicepresidente y director general en España.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.