El fin de la hepatitis C pasa por identificar los casos no diagnosticados

Gilead ha organizado un simposio en el que se han abordado los últimos avances en el tratamiento de esta enfermedad

Un momento durante el simposio.
El fin de la hepatitis C pasa por identificar los casos no diagnosticados
jue 21 febrero 2019. 10.50H
La compañía farmacéutica Gilead ha organizado el simposio 'Estrategias en el manejo de la enfermedad hepática y su impacto en Salud Pública', en el que se abordó el tratamiento de la hepatitis C en el que "España es un país referente gracias al Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C", concluyeron los expertos.

Esta iniciativa han tratado a más de 117.000 pacientes, por ello, "España tiene en sus manos la posibilidad de eliminar la hepatitis C del sistema sanitario", han incidido. La aparición de los tratamientos antivirales de acción directa han hecho que la hepatitis C haya pasado de ser una enfermedad con tasas de curación bajas a poderse tratar en pocas semanas y con unas tasas de curación de hasta el 95-99 por ciento.

Epclusa, de Gilead, consigue altas tasas de curación de las enfermedades hepáticas



Los expertos inciden en que hay que priorizar la identificación de pacientes no diagnosticados y para ello, hablan de la necesidad de estudiar posibles políticas de cribado y coordinación entre áreas médicas. Además, el trabajo de la Atención Primaria es fundamental.

En palabras de José Luis Calleja: “Las enfermedades hepáticas afectan a más 800 millones de personas en el mundo y causan la muerte a más de 2 millones al año. Esta reunión es un punto de encuentro para abordar estrategias e intentar reducir al máximo tanto la morbilidad como la mortalidad de la hepatitis B, la hepatitis C y NASH (Enfermedad del Hígado Graso no Alcohólico)”.

Epclusa


Gilead, en su compromiso los pacientes con enfermedades hepáticas, pone a disposición Epclusa, un tratamiento pangenotípico-panfibrótico autorizado basado en Sofosbuvir de un único comprimido al día durante 12 semanas para todos los pacientes independientemente del genotipo y su historial clínico previo, RAVs basales o coinfección con el VIH.

En el caso de pacientes descompensados hay que añadir Ribavirina y en cirróticos compensados GT3 también puede contemplarse la adición de Ribavirina. Con Epclusa se consiguen altas tasas de curación sin necesidad de ajustar la pauta de dosis por edad, insuficiencia renal moderada o leve, ni en pacientes con insuficiencia hepática leve, moderada o grave. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.