19 abr 2019 | Actualizado: 13:10

El 52% de ensayos clínicos de farmacéuticas corresponden a fases tempranas

Estos estudios han aumentado un 41 por ciento desde 2004 en España, según datos ofrecidos por Farmaindustria

Amelia Martín Uranga, responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria, durante su intervención.
El 52% de ensayos clínicos de farmacéuticas corresponden a fases tempranas
mar 02 abril 2019. 12.40H
El 52 por ciento de los ensayos clínicos impulsados por la industria farmacéutica en España corresponden a las fases tempranas de la investigación, que son los requieren de un mayor nivel de complejidad y hacen posible a su vez el acceso de los pacientes a las nuevas terapias de forma más temprana. Estos ensayos han aumentado un 41 por ciento desde 2004 en España, según datos ofrecidos por Farmaindustria en una jornada de puertas abiertas sobre ensayos clínicos con medicamentos celebrada en el Hospital Universitario La Paz (Madrid).

Amelia Martín Uranga, responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria, asegura que estos datos, procedentes del Proyecto BEST en investigación clínica, "confirman una tendencia positiva que explica cómo España ha logrado posicionarse en los últimos años como uno de los países europeos más atractivos a la hora de atraer inversiones en investigación clínica". Además, Martín Uranga considera "esencial" mantener un entorno positivo para la I+D biomédica en los próximos años para convertir al país en una potencia mundial en este ámbito.


Uno de los factores que ha provocado este incremento es la reducción de los tiempos de puesta en marcha de los proyectos: 132 días


Uno de los factores que están detrás de este incremento en los ensayos más complejos es la reducción de los tiempos de puesta en marcha de los proyectos (desde la presentación de la documentación hasta la incorporación del primer paciente), cuyo plazo medio se sitúa en 132 días, prácticamente dos meses menos que en 2004, cuando el plazo era de 191 días. Esta reducción se ha intensificado a raíz de la entrada en vigor en 2016 del nuevo Real Decreto de Ensayos Clínicos, que ha mejorado las condiciones para la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos.

La paulatina mejora de las condiciones de la I+D biomédica en España coincide con el esfuerzo creciente de las compañías farmacéuticas en investigación clínica, que invierten actualmente 662 millones de euros al año en este ámbito, más del doble de lo que se invertía en 2005, tras ponerse en marcha el proyecto BEST. Esta cantidad es más de la mitad del total de los fondos dedicados por la industria a I+D biomédica, que asciende a unos 1.150 millones de euros al año y sitúa a la industria farmacéutica como el sector líder en I+D industrial en España, tal y como asegura Farmaindustria.

Este compromiso con la I+D se está traduciendo, además, en un incremento gradual del número de ensayos clínicos autorizados en España, que en ocho de cada diez casos están promovidos por la industria farmacéutica. Según los últimos datos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) presentados durante la jornada, durante 2018 se autorizaron un total de 800 ensayos clínicos, 20 más que en el año anterior.

Ahorro para los hospitales



Cada ensayo clínico supone para el hospital un coste evitado medio de 31.298 euros


Según los datos de un estudio basado en 50 ensayos clínicos del área de Oncología llevados a cabo en el Hospital La Paz, que fue presentado durante la jornada por Luis Sánchez-Rubio, del Servicio de Farmacia del centro hospitalario, cada ensayo clínico supone para el hospital un coste evitado medio de 31.298 euros, ya que toda la medicación administrada a los pacientes en el transcurso de la investigación corre a cargo de la compañía farmacéutica promotora.

Para realizar este cálculo se han tenido en cuenta, entre otros, factores como el coste del tratamiento estándar que hubiera recibido el paciente si no hubiera participado en el ensayo y el número de ciclos, excluyéndose el coste de los tratamientos concomitantes. Este coste medio varía dependiendo del tipo de cáncer en el que se engloba el estudio, desde los 94.907 euros de coste medio evitado en ensayos en melanoma hasta los 67.268 en el caso de cáncer de colon, los 38.501 en cáncer de pulmón o los 20.274 por ensayo en cáncer de páncreas, entre otros.

En el caso concreto del Hospital La Paz, el coste total evitado por acoger los 50 ensayos clínicos incluidos en el estudio ascendió a más de 1,4 millones de euros durante el año pasado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.