Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00
Empresas > Industria

Durvalumab mejora la supervivencia al cáncer de pulmón

"Supone un hito en el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico" asegura el investigador del ensayo David Vicente

El presidente de AstraZeneca España, Eduardo Recoder.
Durvalumab mejora la supervivencia al cáncer de pulmón
Redacción
Jueves, 25 de mayo de 2017, a las 18:30
AstraZeneca y su división mundial de investigación y desarrollo biológicos, MedImmune, han anunciado los resultados positivos del ensayo Fase III Pacific de los que se extrae un resultado muy positivo en los pacientes con cáncer de pulmón. A través de este estudio aleatorizado, se ha demostrado los beneficios de Durvalumab para la salud de los enfermos que padecen esta patología cancerígena de tipo no microcítico, localmente avanzado (estadio III) y que no han progresado después de la quimioterapia estandar basada en platino y concurrente con radioterapia

“Los resultados del ensayo Pacific suponen un hito en el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico (CPNM). El tratamiento secuencial con Durvalumab tras el tratamiento estándar de quimio y radioterapia supone una oportunidad de mejorar los resultados en salud de este grupo de pacientes”, ha señalado el doctor David Vicente, médico adjunto del Servicio de Oncología Médica del Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla e investigador del ensayo. “Es la primera vez en mucho tiempo que se podría ofrecer un tratamiento con toxicidad manejable y que mejora la supervivencia de este grupo de especial mal pronóstico y que pueden suponer hasta un tercio del total de los pacientes con cáncer de pulmón atendidos en nuestras unidades”, destaca.

Este ensayo se está realizando en 26 países, y cuenta con la participación de 17 centros españoles que han reclutado 61 pacientes.

El cáncer de pulmón en estadio III representa aproximadamente un tercio de los casos de CPNM y se ha estimado que afectaba a unos 100.000 pacientes de los países del G7 en 20162. Aproximadamente la mitad de estos pacientes presenta tumores que son irresecables. El pronóstico sigue siendo malo y la tasa de supervivencia a largo plazo es baja.