La Aemps no ha establecido por el momento cuándo va a publicar el nuevo posicionamiento para que dejen de ser biocidas

Desinfección cutánea: su paso a fármaco está "en proceso" pero sin fecha
Exteriores del Ministerio de Sanidad.


24 feb 2021. 17.35H
SE LEE EN 3 minutos
El Ministerio de Sanidad sigue avanzando en su plan para que los productos para la desinfección de la piel antes de cirugía y de inyección (aunque se considere “no dañada” antes de la intervención) sean considerados como especialidades farmacéuticas en lugar de biocidas. Aunque de momento no aclara cuándo se va a publicar el cambio de posicionamiento, explica a Redacción Médica que está "en proceso".

El Ministerio ha indicado que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), desde los distintos departamentos involucrados, "está en contacto permanente con las empresas de biocidas interesadas en solicitar la autorización de sus productos como medicamentos, para resolver todas las dudas que puedan surgir en el proceso".

Asimismo, de forma paralela, desde la Aemps se está trabajando en el desarrollo legislativo "necesario para adecuar el cambio de  la consideración de biocida a medicamento de los antisépticos destinados al campo quirúrgico preoperatorio y a la desinfección del punto de inyección".

En marzo de 2019, la Aemps se reunió con las empresas fabricantes de biocidas para informarles de primera mano la necesidad de adoptar medidas específicas respecto a la consideración de los antisépticos destinados al campo quirúrgico preoperatorio y a la desinfección del punto de inyección. En esta reunión, "se recomendó a las empresas que estuvieran interesadas en mantener estas indicaciones, que planificasen las modificaciones necesarias e iniciasen los procesos de evaluación previa para su autorización como medicamentos". 


Objetivo: mejorar la prevención de las infecciones


El objetivo de este cambio era mejorar la prevención de las infecciones en el sitio quirúrgico y las infecciones relacionadas con el catéter y adaptarse a las recomendaciones europeas. Sin embargo, no ha habido una notificación oficial de este cambio, a lo que hay que sumar que la pandemia del coronavirus Covid-19 ha producido un incremento significativo de las infecciones hospitalarias, especialmente en UCI, como pone de manifiesto el registro Envin.

Las infecciones en el sitio quirúrgico y las relacionadas con el catéter se han convertido en un desafío creciente para los hospitales y los sistemas de salud en España, para los que suponen un alto riesgo para los pacientes, además de un coste considerable en recursos. Tal y como explicaron fuentes del sector a este medio, la antisepsia cutánea tiene una función demostrada en la prevención de estos acontecimientos adversos, evitando la contaminación de la herida, del punto de inserción del catéter o del hemocultivo con los patógenos presentes en la piel del paciente.

Estas mismas fuentes indicaron la necesidad de actualizar el posicionamiento, que data del año 2011, pero "desde la Aemps aluden que, antes de cambiarlo, tienen que revisar el protocolo legalmente, así como prevenir que el cambio no ocasione desabastecimientos”. Por el momento, la Aemps ha aceptado este cambio verbalmente pero aún no está publicado de forma oficial. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.