Covid: AstraZeneca ensaya un fármaco de 1 dosis más rápido que una vacuna

Llamado AZD7442, combina dos anticuerpos monoclonales con un doble objetivo: prevenir el contagio y ser un tratamiento

Pascal Soriot, director ejecutivo de AstraZeneca.
Covid: AstraZeneca ensaya un fármaco de 1 dosis más rápido que una vacuna
jue 22 octubre 2020. 11.50H
AstraZeneca, junto con la Universidad de Oxford están desarrollando una de las vacunas más avanzadas (actualmente en fase 3) contra el coronavirus. Si bien, el laboratorio también está ultimando un tratamiento de anticuerpos de acción prolongada que tiene un objetivo doble: ser una opción preventiva para las personas expuestas al Covid-19 y como tratamiento en pacientes que ya están infectados con el SARS-CoV-2. Fuentes de AstraZaneca explican a Redacción Médica los detalles de este fármaco, de una sola dosis y con protección más duradera que la propia vacuna.

¿En qué se basa exactamente este tratamiento?

AZD7442 es una combinación de dos anticuerpos monoclonales (mAb) derivados de pacientes convalecientes con infección por SARS-CoV-2. Estos mAb se han optimizado con una extensión de la vida media y una unión reducida del receptor Fc (Reduced Fc receptor binding, en inglés). El tratamiento se encuentra en desarrollo como una opción preventiva para las personas expuestas a la Covid-19, así como para tratar y prevenir la progresión de la enfermedad en pacientes que ya están infectados con el SARS-CoV-2.

¿Tienen una fecha estimada en la que podría empezar a usarse por la población general?

Como anunciamos hace unos días, hemos dado los siguientes pasos en el desarrollo de AZD7442 tras el acuerdo alcanzado con el Gobierno de los Estados Unidos. El tratamiento se someterá a dos ensayos clínicos de Fase III en más de 6.000 participantes, tanto dentro como fuera de los EE. UU. Estos estudios comenzarán en las próximas semanas. Estamos comprometidos a trabajar con las agencias reguladoras para avanzar en la evaluación clínica de nuestra combinación de anticuerpos monoclonales a medida que continuamos generando datos.

¿Sustituirá a la vacuna en algunos grupos de población?, ¿en cuáles?

Como actualmente no existen tratamientos preventivos aprobados contra el virus SARS-CoV2, en AstraZeneca, como parte de nuestra respuesta a la lucha contra la Covid-19, estamos investigando diferentes formas de combatir la infección. Nuestras dos investigaciones, AZD7442 y AZD1222, son sustancias diferentes, desarrolladas mediante procesos diferentes, que actúan de diferentes formas contra el SARS-CoV-2, el virus que causa la Covid-19.

La combinación de anticuerpos monoclonales tiene el potencial de brindar protección a más largo plazo contra el virus (entre seis y doce meses). Las vacunas requieren un sistema inmunológico sano y varias semanas para que el individuo desarrolle una respuesta inmunitaria eficaz.

¿Cuántas dosis estiman que se deben tomar para que sirva como tratamiento preventivo?

No se requerirá de más de una dosis. Los anticuerpos monoclonales usados en la combinación han sido diseñados usando tecnología patentada con el objetivo de extender su vida media. Esta ingeniería tiene el potencial de ofrecer una protección más prolongada de seis a doce meses que será evaluada como parte de nuestro programa de desarrollo clínico   .

¿Sirve también para tratar a personas que ya han contraído la Covid-19?, ¿de qué forma actúa: elimina síntomas, evita contagiar a otras personas…?

Los anticuerpos monoclonales sintetizados en el laboratorio tienen como objetivo imitar los anticuerpos naturales. Este enfoque de tratamiento con anticuerpos ofrece el potencial de administrarse como una opción preventiva para las personas antes de la exposición al virus, así como un tratamiento para prevenir la progresión de la enfermedad en pacientes ya infectados con SARS-CoV-2.

¿Se estima que será útil para tratar futuros coronavirus?

Las investigaciones sobre la eficiencia de estos anticuerpos monoclonales se están iniciando en SARS-CoV-2, es preciso esperar a los resultados de los estudios frente a este virus para posteriormente evaluar futuras utilidades, siempre en línea con nuestro compromiso de cumplir con los más altos estándares de seguridad al evaluar nuestra investigación.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.