Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Empresas > Industria

Condena por fraude para el empresario farmacéutico más odiado

Martin Shkreli se enfrenta a una pena máxima de 20 años de cárcel

Martin Shkreli.
Condena por fraude para el empresario farmacéutico más odiado
Redacción
Sábado, 05 de agosto de 2017, a las 11:30
Martin Shkreli, un polémico exdirectivo farmacéutico conocido por haber inflado los precios de varios medicamentos y que una vez fue apodado 'el hombre más odiado en Estados Unidos', ha sido condenado por fraude en un tribunal de Nueva York.

Tras cinco días de deliberaciones, un jurado declaró a Shkreli culpable de tres de los ocho cargos de los que estaba acusado por su gestión al frente de dos fondos de inversión. Shkreli está aún pendiente de conocer su sentencia, pero en principio se enfrenta a una pena máxima de 20 años de cárcel, aunque es probable que cumpla una pena mucho menor.

Al final, fueron las mentiras de Shkreli a sus inversionistas las que le costaron la libertad, no su decisión en 2015 de elevar el precio de un fármaco antiparasitario. El empresario, de 34 años, estaba acusado de haber defraudado al menos once millones de dólares a los inversores de su gestora de fondos MSMB Capital. Según la investigación de la fiscalía, el joven hizo creer a los inversores que su fondo estaba teniendo un gran desempeño en Wall Street y que iban a ganar mucho dinero invirtiendo, pero en realidad estaba registrando pérdidas.

Shkreli saltó a la fama más adelante, en 2015, por haber inflado en un 5.000 por ciento el precio de un fármaco usado en tratamientos contra el sida comercializado a través de su empresa Turing Pharmaceuticals.

El empresario fundó Turing Pharmaceuticals después de abandonar en medio de polémicas la también farmacéutica Retrophin y unos meses más tarde adquirió los derechos del fármaco Daraprim, cuyo preció pasó casi de un día para otro de 13,50 dólares a 750 dólares.

Sus problemas con la Justicia ganaron aún más atención debido a sus extravagantes intentos de defenderse a través de las redes sociales y en televisión. El gobierno catalogó a Shkreli de timador y mentiroso habitual. Dijeron que su engaño no sólo involucró el desempeño de sus fondos y cómo usó el dinero de los inversionistas, sino su formación académica y experiencia previa en inversiones. El jurado vio lo que los fiscales dijeron eran falsos acuerdos de consultoría que Shkreli redactó como parte de uno de sus muchos planes para pagar a algunos inversionistas.

Shkreli decidió no declarar y sus abogados no llamaron a testigos. Sus abogados trataron de probar el caso mediante el contrainterrogatorio de testigos del gobierno, alegando que Shkreli era un genio excéntrico cuyos inversionistas en última instancia ganaron millones de dólares --incluso si les tomaba tomara años recuperar su dinero.

”Este no es un caso donde alguien fue defraudado”, dijo el abogado defensor Benjamin Brafman en su argumento final a los miembros del jurado.

Hijo de inmigrantes

Hijo de una familia de inmigrantes de Brooklyn, en Nueva York, Shkreli creó su fondo de inversión en 2006 y unos años más tarde llegó a ser incluido en una lista de la revista Forbes de los inversores más destacados menores de 30 años.

Durante su adolescencia en Brooklyn, Shkreli fue becario en un fondo de cobertura operado por Jim Cramer antes de trabajar como analista en varios fondos y luego comenzar el suyo propio, Elea Capital Management, en 2005 a los 23 años. Después de que Elea quebró debido a malas transacciones, Shkreli inició otros dos fondos, MSMB Capital Management y MSMB Healthcare, y luego fue cofundador de Retrophin en 2011.

Shkreli fue expulsado por Retrophin en 2014 y arrestado en diciembre de 2015. En otra compañía que fundó, Turing Pharmaceuticals LLC, Shkreli aumentó el precio de Daraprim, una droga contra el SIDA y el VIH. Criticado duramente, defendió su decisión y dijo que lo haría de nuevo.