Redacción Médica
20 de agosto de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Empresas > Industria

Cada empleo en la industria farmacéutica crea cuatro puestos indirectos más

En España estas compañías emplean a 40.000 personas y generan otros 160.000 puestos de trabajo

Gráfica del empleo generado por la industria farmacéutica en España.
Cada empleo en la industria farmacéutica crea cuatro puestos indirectos más
Redacción
Jueves, 19 de julio de 2018, a las 17:20
La industria farmacéutica genera en España unos 200.000 puestos de trabajo, pese a que sólo emplea de forma directa a 40.000 personas. Y es que estas compañías crean cuatro puestos de trabajo indirectos por cada trabajador que tienen contratado, según ha informado Farmaindustria en un reportaje corporativo.

De esta forma, la asociación de industrias farmacéuticas destaca el valor que aportan estas compañías al conjunto de la economía nacional, lo que hace que España se coloque como el quinto país europeo con mayor número de empleos vinculados a las farmacéuticas, por detrás de Alemania, Francia, Italia y Suiza. Farmaindustria también destaca la apuesta de estas compañías por el trabajo especializado, ya que el 59 por ciento de los profesionales que contrata tienen estudios universitarios.

Además de empleo, la industria farmacéutica también aporta un valor económico directo, puesto que las 350 compañías que fabrican medicamentos en España han generado una producción por valor de más de 15.000 millones de euros, lo que supone un 24 por ciento del conjunto de la alta tecnología del país.

Asimismo, se trata de un sector en crecimiento, como lo demuestran las cifras a escala europea. Así, el informe revela que la industria farmacéutica europea ha experimentado una notable expansión a lo largo de los últimos 15 años: en 2015, el sector generó en su conjunto productos por valor de más de 238.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 90 por ciento con respecto al año 2000.

Y, al igual que ocurre con el empleo, el sector farmacéutico genera importantes efectos tractores en otros sectores productivos, ya que por cada 1.000 euros de producción en medicamentos se crean entre 1.300 y 2.300 euros adicionales en ámbitos como el de la industria química, transporte y comunicaciones, comercio y hostelería o papel e impresión, entre otros.

Apuesta en I+D


Otro de los aspectos clave de la industria farmacéutica es su apuesta por la I+D. Según la última Encuesta de Actividades de I+D de Farmaindustria, el sector invirtió en 2017 en España un total de 1.147 millones de euros en I+D, el máximo histórico, que supone además un 5,7 por ciento más respecto al año anterior.

El aumento confirma la tendencia positiva tras los incrementos registrados en 2014 (2,4 por ciento), 2015 (5,7 por ciento) y 2016 (8 por ciento), y consolida a la industria farmacéutica como el sector líder en I+D industrial, ya que supera el 20 por ciento del total.

Del conjunto de los fondos destinados a I+D, más de la mitad (662 millones de euros) se dedicó a ensayos clínicos; 131 millones de euros, a investigación básica; 60 millones, a investigación preclínica, y 69 millones, a investigación galénica. Los estudios postautorización, de farmacoeconomía y epidemiología supusieron inversiones por valor de casi 114 millones, mientras que las compañías destinaron 52 millones a desarrollo tecnológico.

Por otro lado, del total de esos 1.147 millones de inversión en I+D, casi la mitad, el 47,2 por ciento (542,1 millones), correspondió a proyectos de investigación desarrollados en colaboración con hospitales y centros públicos y privados de investigación (extramuros), capítulo que creció casi un 10 por ciento en un año y que consolida a la industria farmacéutica en el principal dinamizador del tejido investigador en España, y en especial de la investigación pública.