Redacción Médica
20 de octubre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:20
Empresas > Industria

BMS impulsa la doble inmunoterapia contra el avance del cáncer de pulmón

Los pacientes con alta carga mutacional responden mejor a la nivolumab con ipilimumab que a la radioterapia

Luis Paz-Ares.
BMS impulsa la doble inmunoterapia contra el avance del cáncer de pulmón
María García
Miércoles, 18 de abril de 2018, a las 14:20
La combinación de Opdivo (nivolumab) más dosis bajas de Yervoy (ipilimumab) reduce el riesgo de progresión en un 42 por ciento respecto a la quimioterapia en pacientes con cáncer de pulmón con alta carga mutacional tumoral. Bristol-Myers Squibb ha anunciado este nuevo hallazgo obtenido tras un estudio, que se encuentra en fase 3, y que ha sido codirigido por Luis Paz-Ares, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario 12 de octubre, y por Matthew D. Hellmann, oncólogo médico en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center.

“En este estudio se ha incluido por primera vez a pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) en estadio IV y alta carga mutacional para comparar el tratamiento de la combinación de estos dos inmunoterápicos –nivolumab, un inhibidor PDL-1 comercializado como 'Opdivo' por Bristol-Myers Squibb, y eipilimumab, un inhibidor CTLA4 ‘Yervoy' de la misma compañía– con la quimioterapia. Los resultados demuestran que hay una clara ventaja en la supervivencia libre de progresión, es decir, en el tiempo que la enfermedad está controlada”, ha explicado Paz-Ares.

Este estudio, que ha sido publicado en la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine, ha contado con 1.739 pacientes, 299 de los cuales habían sido analizados por su carga mutacional. Además, también ha mostrado que las tasas de respuesta global fueron de casi el doble con la combinación (45,3 por ciento) frente a la quimioterapia (26,9 por ciento).

Biomarcador para la precisión

“Por primera vez se ha demostrado que la carga mutacional puede ser un buen biomarcador que nos ayude a personalizar de manera adecuada la inmunoterapia”, ha explicado el jefe del Servicio de Oncología. Porque los pacientes


Cada año se diagnostican dos millones de personas con cáncer de pulmón en el mundo


Porque el biomarcador TMB (por sus siglas en inglés) tiene un papel fundamental. Según explica el neumólogo, "los carcinógenos del tabaco inducen mutaciones en el ADN de las células del pulmón que, en un determinado momento, dan lugar al tumor. Conforme el cáncer progresa, se van generando más y más mutaciones. Cuantas más mutaciones tiene un tumor, su comportamiento será más maligno". Sin embargo, los hallazgos de esta investigación mostraron que este tipo de tumores responden mejor a la inmunoterapia. 

Efectos secundarios

Los efectos secundarios también son diferentes entre una y otra terapia. En el caso de la última, estos efectos son principalmente autoinmunes: neumonitis, transaminitis, colitis, hipotiroidismo… “Por eso es importante que diferentes profesionales sepan cómo tratar, reconocer y motorizar a los pacientes. Va más allá del trabajo del oncólogo”, ha explicado.

“Cuanto mayor es el tiempo de tratamiento, mayor es la probabilidad de que aumenten los efectos adversos o de que haya que interrumpir el tratamiento”, ha añadido.

Un cáncer con alta incidencia

Cada año se diagnostican alrededor de dos millones de personas en el mundo con este cáncer y fallecen más de 1.600.000 personas. Sólo en España, se diagnostican 29.000 casos. “Menos del 20 por ciento de los pacientes son candidatos a terapias curativas potencialmente, como la cirugía, por lo que las tasas de curación son menores”. De ahí a que estos avances en los tratamientos sean tan importantes.

El próximo hallazgo que quieren revelar es la incidencia que tiene esta terapia en la tasa de supervivencia. Datos que todavía tendrán que esperar un poco más.