BMS apuesta por inmunoterapia y CART en su portfolio oncohematológico

Tras la fusión con Celgene, el laboratorio se ha centrado en cinco áreas terapéuticas y ha presentado 50 estudios

José Cabrera, director médico de BMS para España y Portugal.
BMS apuesta por inmunoterapia y CART en su portfolio oncohematológico
mar 30 junio 2020. 11.45H
La terapia CART y la inmunoterapia están dando resultados esperanzadores en el tratamiento de diferentes tipos de cáncer. Bristol Myers Squibb (BMS) ha puesto de manifiesto en una rueda de prensa celebrada este martes que su objetivo es seguir apostando por la investigación en estos campos. 

-Sigue en directo las últimas noticias sobre la pandemia de coronavirus-

José Cabrera, director médico de BMS para España y Portugal, ha puesto en valor la alianza formada por BMS y Celgene, algo que les ha permitido "liderar áreas biotecnológicas en los que nuestro pipeline cubre más de 50 tipos de moléculas". El laboratorio se centra, como ha explicado Cabrera, en 5 áreas terapéuticas: oncología, hematología, cardiovascular, inmunología y fibrosis. "Nuestros dos grandes pilares son la oncología y la hematología", ha señalado.

Tal es así, que BMS ha presentado "más de 50 tipos de estudios en el Congreso de la American Society of Clinical Oncology (ASCO)". Es en dicho contexto en el que BMS ha presentado dos estudios en cáncer de pulmón no microcítico que muestran las posibilidades de combinar inmunoterapia de primera línea.

Luis Paz-Ares, jefe del Servicio de Oncología Médica en el Hospital La Paz, ha sido el encargado de exponer los avances que la combinación inmunoterapéutica implican en el abordaje de un cáncer tan dañino. 

Doble combinación inmunoterapéutica


"La mortalidad en cáncer de pulmón es casi mayor que la de los otros 3 cánceres más mortales juntos: colorrectal, mama y próstata. Menos del 20 por ciento los localizamos a tiempo y son susceptibles de una cirugía. A pesar de ello, solo la mitad sobrevive a largo plazo. La supervivencia a los 5 años está en el 4 por ciento", ha explicado el especialista. Más de 1,8 millones de personas mueren de cáncer de pulmón al año.

"Lo primero que hay que hacer para reducir la incidencia es dejar de fumar y tenemos que diagnosticar antes. Para esto último debemos tener programas de screening efectivos". Paz-Ares ha explicado que cuando "las defensas del huésped dejan de hacer su trabajo, dejan que las células tumorales crezcan de manera descontrolada. Los tumores se escapan de la vigilancia inmune. Los tratamientos de inmunoterapia tratan de que el tumor no evada el sistema inmune". 

Este oncólogo ha subrayado que los resultados a largo plazo de la doble combinación de inmunoterapia son prometedores. "Las tasas de supervivencia pasan de un 20 a un 30 por ciento. La combinación de Nivolumab con Ipilimumab funciona de manera fantástica. Solo con Nivolumab no conseguimos tan buenos resultados como en la doble inmunoterapia, pero mejores que en la quimioterapia".

Gracias a estos avances es posible que "no solo pensemos en que los pacientes de una enfermedad tan mortal vivan más y mejor, sino que empezamos a vislumbrar una posibilidad de cura".

Terapia CART: creando superlinfocitos


Jesús San Miguel, director médico de la Clínica Universidad de Navarra, ha sido el encargado de exponer los resultados de la terapia CART en mieloma múltiple. "La mediana de supervivencia con esta patología era de 2 a 3 años", afirma. 

"El antígeno BTMA está expresado en la célula plasmática mielomatosa. Es una diana. Podemos destruirla con anticuerpos o con algo más sofisticado, la terapia con CART. Teóricamente no debería existir el cáncer. Lo que pasa es que la célula tumoral se evade de nuestros linfocitos natural killer".

San Miguel subraya que "el CART consiste en coger linfocitos del propio enfermo y meterles el código frente al antígeno que queremos reconocer. Y además le metemos una molécula estimuladora y una de acción. Hemos convertido a esos linfocitos, que estaban dormidos, en una máquina de matar".

Se ha hecho un estudio con 128 pacientes y "el objetivo era una tasa de respuesta del 50 por ciento y ha sido del 73 por ciento. El 78 por ciento de los pacientes tratados están libres de evento al año". En cuanto a la toxicidad del tratamiento, el especialista ha deslizado que "la más frecuente es hematológica, muchos tienen trombopenia, pero se recupera en 2-3 meses. Más preocupante es la liberación de citocinas, algo similar a lo que ocurre con el Covid. Aparece un cuadro de fiebre, distrés respiratorio… Pero aparece en menos de un 6 por ciento de los casos".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.