Aradigm, filial estadounidense de Grifols, se declara en bancarrota

La empresa ha anunciado el inicio de la venta de todos sus activos por falta de fondos

Víctor y Raimon Grifols, consejeros delegados de Grifols.
Aradigm, filial estadounidense de Grifols, se declara en bancarrota
mié 20 febrero 2019. 13.35H
La compañía estadounidense Aradigm, de la que Grifols es propietaria del 35 por ciento, ha presentado la protección por bancarrota. Así lo ha anunciado a través de un comunicado en el que indica, además, sus planes para iniciar un proceso de venta de todos sus activos por falta de fondos suficientes.

Fue el pasado 11 de febrero cuando Aradigm determinó que "sin la confirmación de financiación de nuestro principal inversor, la compañía no podría asumir sus obligaciones financieras futuras y la única alterativa es la presentación de la protección por bancarrota para preservar el valor del negocio iniciado".

La Junta Directiva de la compañía decidió por unanimidad solicitar la protección por bancarrota



Así, la Junta Directiva de Aradigm emitió un consentimiento unánime para solicitar esta protección conforme al capítulo 11 del Código de Quiebras de Estados Unidos.

Demanda colectiva


El pasado año, el bufete estadounidense Holzer& Holzer presentó una demanda colectiva contra Aradigm por haber hecho "declaraciones falsas y engañosas con respecto a sus ensayos clínicos entre el 27 de julio de 2017 y el 8 de enero de 2018" que llevaron a la FDA a rechazar el producto Linhaliq (ahora conocido como Apulmiq).

El 'no' a Apulmiq


La FDA y la EMA emitireron sus decisiones de no aprobar Apulmiq. Sin embargo, en el comunicado, Aradigm destaca su confianza en la eficacia, seguridad y calidad de este fármaco para pacientes con bronquiectasia por fibrosis no quística.

Asimismo, han incidido en su compromiso de "seguir trabajando para obtener la aprobación de este medicamento ya que actualmente no hay opciones de tratamiento disponibles para esta patología".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.