Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Empresas > Industria

Grifols, bajo la amenaza de una millonaria demanda colectiva

Por "declaraciones falsas y engañosas" de la compañía de la que es la principal accionista, Aradigm

Víctor y Raimon Grifols, consejeros delegados de Grifols.
Grifols, bajo la amenaza de una millonaria demanda colectiva
Redacción
Jueves, 18 de enero de 2018, a las 17:50
Grifols se enfrenta a una demanda colectiva que le podría costar millones de euros debido a Aradigm, farmacéutica estadounidense de la que es el principal accionista, con el 35 por ciento de las acciones.
 
El bufete estadounidense Holzer& Holzer ha presentado una demanda colectiva ((acceda aquí a ella))  contra Aradigm por haber hecho “declaraciones falsas y engañosas con respecto a sus ensayos clínicos entre el 27 de julio de 2017 y el 8 de enero de 2018” en nombre de los inversores que compraron acciones a lo largo de este periodo.
 
La demanda tiene una relación directa con la reciente noticia de que la Food &Drugs Administration (FDA) decidiera no autorizar la comercialización del fármaco Linhaliq. Al salir esta información a la luz, las acciones de la compañía, que habían estado subiendo en los últimos meses, se desplomaron un 65 por ciento en el Nasdaq, que es el índice en el que cotiza.
 
Durante este periodo, la demanda alega que se hicieron “declaraciones materialmente falsas y engañosas” sobre los resultados de los ensayos clínicos que llevaron a la FDA a rechazar el producto. “Tergiversaron y / o no divulgaron hechos adversos relacionados con los resultados comerciales, operativos y financieros de la compañía, que eran conocidos por los demandados o imprudentemente ignorados por ello”.
 
Metodología
 
La demanda se refiere particularmente que la metodología empleada en el ensayo clínico de fase III de Linhaliq, que “no fue la adecuada” y ni los resultados buscados estaban los “suficientemente adaptados”.
 
En consecuencia, “era poco probable que estos estudios respaldaran  la aprobación de la FDA de Linhaliq”. Hay que recordar que Grifols adquirió la totalidad de los derechos del producto mientras estaba en ensayos clínicos y financió la última etapa de los mismos antes de presentarlo al dictamen de los órganos reguladores.

El bufete invita, además. a que más personas afectadas se sumen a la demanda.