Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Empresas > Industria

Apremilast, de Celgene, demuestra eficacia en enfermedad de Behçet

Es un síndrome inflamatorio multisistémico crónico y raro

Mark J. Alles, CEO de Celgene.
Apremilast, de Celgene, demuestra eficacia en enfermedad de Behçet
Redacción
Jueves, 22 de febrero de 2018, a las 13:15
Celgene ha anunciado los datos de Relief, el ensayo clínico fase III multicéntrico, aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo,  de apremilast (Otezla) en pacientes con enfermedad de Behçet activa con úlceras orales. Los resultados, que se han presentado durante el Congreso anual de la Academia Americana de Dermatología 2018, demostraron reducciones estadísticamente significativas en las úlceras orales con apremilast 30 mg dos veces al día (BID) frente a placebo hasta la semana 12. Es el inhibidor oral selectivo de la fosfodiesterasa 4 (PDE4) de Celgene indicado hasta ahora en España para psoriasis y artritis psoriásica.
 
La enfermedad de Behçet es un síndrome inflamatorio multisistémico crónico y raro. Las úlceras orales, la manifestación más común de la enfermedad de Behçet, pueden ser incapacitantes y afectar de forma considerable a la calidad de vida. Este ensayo clínico ha evaluado principalmente el efecto de apremilast en las úlceras orales recurrentes en pacientes con enfermedad de Behçet activa que habían sido tratados anteriormente al menos con una medicación tópica o sistémica.
 
“La reducción de las úlceras orales, que son dolorosas y afectan de forma negativa a la calidad de vida, es un objetivo importante en el tratamiento de las personas con la enfermedad de Behçet”, afirma Gulen Hatemi, profesora adjunta de la Facultad de Medicina Cerrahpasa de Estambul (Turquía). “Estos datos sugieren que apremilast, que redujo las úlceras orales y su dolor, y mejoró su actividad en la enfermedad en este ensayo clínico fundamental, tiene el potencial de convertirse en una opción de tratamiento en pacientes con enfermedad de Behçet activa con úlceras orales, para lo que existen pocas alternativas de tratamiento”, añade Hatemi.
 
En el ensayo clínico, se eligió de forma aleatoria a un total de 207 pacientes para recibir apremilast 30 mg BID o placebo. En la semana 12, el área bajo la curva (ABC) del número de úlceras orales se redujo de forma estadísticamente significativa con apremilast 30 mg BID frente a placebo (129,5 frente a 222,1 P< 0,0001), el principal criterio de evaluación del ensayo clínico. El ABC evalúa el cambio del número de úlceras orales con el paso del tiempo, teniendo en cuenta la característica clínica de que las úlceras orales remiten y resurgen de forma repetida. También se observaron mejoras estadísticamente significativas en varios criterios de evaluación secundarios, como el dolor de las úlceras orales (P< 0,0001), la actividad global de la enfermedad (puntuación de actividad de la enfermedad de Behçet: P< 0,0001; índice de actividad actual de la enfermedad de Behçet: P=0,0335) y calidad de vida (P=0,0003).

Acontecimientos adversos
 
Los acontecimientos adversos más comunes observados en el ensayo clínico fueron diarrea (41,3 por ciento con apremilast, 19,4 por ciento con placebo), nauseas (19,2 por ciento con apremilast, 10,7 por ciento con placebo), dolor de cabeza (14,4 por ciento para apremilast, 9,7 por ciento con placebo) e infección del tracto respiratorio superior (11,5 por ciento para apremilast, 4,9 por ciento con placebo). El perfil de seguridad estuvo en línea con el perfil de seguridad conocido de apremilast.
 
Celgene prevé presentar dos solicitudes complementarias de nueva indicación para apremilast 30 mg BID en Estados Unidos y en Japón, respectivamente, para el tratamiento de la enfermedad de Behçet activa con úlceras orales. La empresa biofarmacéutica prevé presentar una variación de Tipo II a la solicitud para la autorización a la comercialización en la Unión Europea en 2019.
 
“Los datos positivos en fase III en la enfermedad de Behçet reflejan los aspectos únicos del perfil de apremilast en las enfermedades inflamatorias”, comenta Terrie Curran, presidenta del área de Inflamación e Inmunología de Celgene.