Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:00
Empresas > Industria

Alemania da la espalda a Grünenthal por la talidomida

Un informe solicitado por el estado de Renania del Norte determina que el laboratorio conocía y ocultó sus efectos

Christoph Stolle, director general de Grünenthal en España.
Alemania da la espalda a Grünenthal por la talidomida
Redacción
Martes, 17 de mayo de 2016, a las 16:00
Ni siquiera el hecho de haber pagado las indemnizaciones que niega a las víctimas españoles ha librado a Grünenthal de recibir varapalos en su propio país, Alemania, a cuenta de la talidomida. El último de ellos ha llegado en forma de informe  elaborado por la Universidad de Münster en el que se concluye que el laboratorio era consciente de los daños que provocan los fármacos que la contenían en embarazadas y lo ocultó de forma deliberada.

El estudio, encargado por el estado de Renania del Norte-Westfalia, determina que ante la aparición de los vínculos entre el fármaco y el daño que terminó  provocando a millares de personas, el laboratorio germano entregó “información falsa”, silenciando deliberadamente su conocimiento de los efectos secundarios.

Del mismo modo, y siempre teniendo en cuenta el trabajo realizado por la Universidad de Münster, Grünenthal habría utilizado tácticas dilatorias e incluso amenazas de posibles reclamaciones por daños y perjuicios contra el Estado para mantener en el mercado estos fármacos, que alcanzaron altos niveles de ventas. “El fabricante podría haber ahorrado mucho sufrimiento si se hubiera eliminado después de los numerosos indicios que hubo sobre sus efectos secundarios”, ha manifestado la responsable sanitaria de Renania del Norte-Westfalia, Barbara Steffens.

Las revelaciones de este trabajo no han provocado, sin embargo una reacción diferente a lo acostumbrado en Grünenthal. Así, Frank Schoenrock, portavoz de la compañía, ha asegurado que “lamentamos profundamente la tragedia de la talidomida, y siempre será parte de nuestra historia corporativa”, a la vez que ha rehusado hacer  comentarios sobre el contenido del informe hasta que éste no sea evaluado por la compañía.