"La ley europea de propiedad intelectual ampara la innovación farmacéutica"

Esta área genera en el continente una inversión anual de 35.000 millones de euros y 700.000 puestos de trabajo

Nathalie Moll, directora general de la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (Efpia).
"La ley europea de propiedad intelectual ampara la innovación farmacéutica"
vie 26 abril 2019. 11.00H
Europa es un líder en innovación biomédica (donde la industria farmacéutica está a la cabeza de todos los sectores industriales en inversión en I+D) gracias al marco jurídico de protección de la propiedad intelectual, que ofrece a inversores y empresas la seguridad necesaria para invertir en el continente. Así lo ha asegurado Farmaindustria este viernes, en el que se conmemora el Día Mundial de la Propiedad Intelectual.

Con motivo de esta celebración, la patronal europea de la industria farmacéutica innovadora, Efpia (por sus siglas en inglés), ha puesto de manifiesto la necesidad de proteger esas ideas innovadoras que pueden conducir a grandes progresos en el ámbito de la innovación biomédica y de los nuevos medicamentos. Asimismo, Farmaindustria asegura que "el ecosistema regulatorio de protección de la propiedad intelectual en Europa funciona".


El marco jurídico de propiedad intelectual favorece en la industria farmacéutica una inversión anual de 35.000 millones de euros en I+D biomédica


Según datos ofrecidos por la patronal española, el conjunto de leyes, normativas e incentivos desarrollados por la Unión Europea para fomentar la innovación favorecen, en el ámbito de la industria farmacéutica, una inversión anual de alrededor de 35.000 millones de euros en actividades de I+D biomédica. Además, genera 700.000 empleos en todo el continente (118.000 de ellos dedicados específicamente a la investigación) y el desarrollo de nuevos tratamientos para ofrecer alternativas terapéuticas a todo tipo de enfermedades.

El conjunto de medidas de protección de la propiedad intelectual vigentes en Europa, tales como patentes, protección de datos y Certificados Complementarios de Protección (CCP), ofrece garantías a las compañías que investigan y desarrollan nuevos fármacos de que si uno de sus medicamentos innovadores es finalmente aprobado y llega a los pacientes, contará con un plazo temporal adecuado para tratar de recuperar la inversión realizada y generar recursos que puedan ser reinvertidos en nuevos proyectos de I+D biomédica, tal y como explica Farmaindustria.

Un círculo virtuoso


Poner un fármaco a disposición de los pacientes necesita entre 10 y 12 años de trabajo y 2.500 millones de dólares, y apenas uno de cada 10.000 compuestos en investigación llegará al mercado un día. El marco legal establecido asegura que, una vez vencido el plazo de protección, la entrada al mercado de medicamentos genéricos y la consecuente bajada de precios para los proveedores de servicios sanitarios generarán ahorros suficientes para la llegada a la práctica clínica y asistencial de nuevas soluciones terapéuticas innovadoras. Famaindustria señala que se trata de un "círculo virtuoso que merece ser reforzado", ya que "el esfuerzo innovador del sector tiene un enorme impacto sobre la salud de la población".

Inversión de más de 130.000 millones al año en el mundo



La industria farmacéutica es el cuarto sector exportador de la Unión Europea, con 360.000 millones de euros al año


Las compañías farmacéuticas invierten en investigación biomédica más de 130.000 millones de euros anuales en todo el mundo, tal y como afirma la patronal española. Además, explican que el modelo de investigación "evoluciona hacia una mayor apertura y colaboración con terceros (hospitales, universidades y centros de investigación públicos y privados) y que está hoy en puertas, de la mano de la genómica y la proteómica, de nuevos tratamientos que cambiarán el futuro de muchas enfermedades".

Farmaindustria destaca, igualmente, el "papel decisivo" de la industria en la capacidad exportadora de la Unión Europea (es, con 360.000 millones al año, el cuarto sector exportador) y el hecho de ser uno de los pilares más competitivos de la economía continental. Además, asegura que se trata de uno de los sectores determinantes en la apuesta europea por la economía del conocimiento, y lo seguirá siendo en la medida en que el actual sistema de protección de la propiedad industrial funcione y siga siendo de utilidad para favorecer la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos.

Preocupación


Efpia ha señalado como "preocupantes" medidas como la revisión de la legislación europea sobre el CCP, que permite introducir una excepción de fabricación a favor de los genéricos, dadas las consecuencias que este cambio normativo recientemente aprobado puede causar en el sistema de protección de la propiedad industrial.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.