16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

"Hay que conseguir que la Farmacia no sea una profesión subvencionada"

Expertos del sector farmacéutico abordan en la jornada de Cofares sobre atención domiciliaria los retos de la cronicidad

José Luis Nájera, Agustín Álvarez, Ángel Garay, Iñaki Betolaza y Eduardo Pastor.
"Hay que conseguir que la Farmacia no sea una profesión subvencionada"
mié 12 septiembre 2018. 19.00H
Borja Negrete
Los modelos farmacéuticos de País Vasco y Castilla y León han sido expuestos en el encuentro Atención domiciliaria: continuidad asistencial organizado por Cofares en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Una jornada en la que Eduardo Pastor, presidente de Cofares, ha mostrado su deseo de que la Farmacia deje de ser una profesión subvencionada porque significará que ha prosperado: "Hay que conseguir que nuestra profesión no esté subvencionada, porque una profesión subvencionada no tiene futuro".

A lo largo de la jornada se han abordado los retos que va a suponer la cronicidad para el Sistema Nacional de Salud español y Pastor ha subrayado la importancia de la "farmacia comunitaria, que tiene mucho que hacer como punto de contacto constante con los pacientes de mayor edad. La red de oficinas de farmacia que se extiende a lo largo y ancho de nuestro país puede resultar de gran utilidad para afrontar el escenario que se nos avecina de población envejecida".

El presidente de Cofares ha argumentado que la farmacia comunitaria debe ganar protagonismo y tener la capacidad de atender a domicilio, ya que "el aumento sostenible de la esperanza de vida en España manifiesta el progreso de nuestro sistema sanitario, pero hay que tener en cuenta las nuevas demandas sobre la forma en que deben ser cuidadas las personas mayores".  

El caso de País Vasco y Castilla y León


Iñaki Betolaza, director general de Farmacia de País Vasco, y Ángel Garay, presidente del Consejo de Colegio de Farmacéuticos de País Vasco, han acudido al encuentro para exponer el modelo farmacéutico de su autonomía. "Ha habido un cambio de paradigma. La esperanza de vida ha aumentado un 15 por ciento en los últimos años. Hay cada vez más personas con enfermedades crónicas y polimedicadas. Para que el sistema sea sostenible, en País Vasco hemos apostado por el envejecimiento activo, algo en lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos considera referentes", ha señalado Betolaza. 

Aspecto de la sala en un momento del encuentro 'Atención domiciliaria: continuidad asistencial' organizado por Cofares.


Alguno de los programas que ha destacado Betolaza es el de mejora de la medicación a pacientes atendidos por los servicios de atención domiciliaria, que ha mejorado la adherencia a los fármacos un 46 por ciento, y el seguimiento farmacoterapéutico. El director de Farmacia vasco también considera fundamental en su modelo el historial clínico electrónico, "que ha sido introducido en 300 residencias de Osakidetza". Garay, por su parte, se ha mostrado crítico con la falta de integración sociosanitaria que hay en País Vasco y ha recalcado que "la salud es el estado de bienestar físico, social y mental. La Farmacia tiene que abrir su mente a lo social".

Los encargados de exponer el modelo de Castilla y León han sido José Luis Nájera, secretario del Consejo de Farmacéuticos de Castilla y León, y Agustín Álvarez, director general de Salud Pública en Castilla y León, quien ha considerado que "la ordenación de las oficinas de  farmacia es fundamental en una eutonomía como esta, en la que la tasa de dependencia es del 38,8 por ciento en estos momentos y que en 2030 aumentará al 70 por ciento". Álvarez ha destacado la importancia para Castilla y León de contar con "1.626 farmacias, siendo la CCAA con mayor atención farmacéutica por habitante". En el mundo rural, ha señalado que son 886 las oficinas de farmacia. Tal como ha anunciado, el Ejecutivo castellano leonés "trabaja en un decreto que para que la prestación ambulatoria se haga a través de la oficina de farmacia. La oficina de farmacia puede realizar todo tipo de prestación, es una herramienta activa". 

Los beneficios de la continuidad asistencial


Lluis Triquell, socio-director de Antares Consulting.

La primera jornada del encuentro de Cofares ha contado también con la presencia de Lluis Triquell, socio-director de Antares Consulting. Triquell se ha mostrado muy crítico con la inactividad política ante el envejecimiento de la población: "No hacen políticas, hacen política". Según Triquell, "hay infelicidad en las residencias geriátricas y la farmacia comunitaria es una oportunidad para que el paciente sea atendido en su casa". 

En este sentido, el especialista ha hecho hincapié en que "la continuidad asistencial reduce la mortalidad. La cooperación con otros profesionales aporta valor y quien no lo vea está anclado en el pasado". Por otra parte, ha reconocido que "existe desconfianza hacia la farmacia comunitaria, hay que diseñar las farmacias para que esto cambie". Triquell ha apuntado que "el objetivo es que las personas sean dependientes lo más tarde posible. Para ello, hay que reformular el modelo de financiación a la dependencia, alinear los planes de salud con los planes sociales, estimular la colaboración entre profesionales, abordar el incremento de las personas centenarias y tenemos que formar a los parlamentarios para afrontar esto".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.