16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

"El estilo de vida occidental favorece la aparición del asma"

Santiago Quirce analiza en esta entrevista cómo el estilo de vida actual influye en el desarrollo y el curso del asma

Santiago Quirce, del Comité Científico de Espacio Asma y jefe del Servicio de Alergia del Hospital Universitario La Paz de Madrid.
"El estilo de vida occidental favorece la aparición del asma"
dom 08 abril 2018. 12.00H
Mercedes Rivera
Espacio Asma, que se celebra en Sevilla los días 6 y 7 de abril, "cuenta con ponencias de gran nivel que tienen como objetivo de abordar de forma más global los temas de actualidad que afectan esta patología". Se trata de "un formato innovador" que pretende "informar y formar a los profesionales especializados en el asma", ha explicado Santiago Quirce, jefe del Servicio de Alergia del Hospital La Paz de Madrid.

En esta línea, Andrea Montrucchio, responsable nacional del área de Retail de Chiesi España, ha destacado la formación como "un pilar básico de nuestra empresa". De hecho, recientemente, "Chiesi ha comenzado a organizar cursos dirigidos a la formación de los médicos residentes", ha anunciado Montrucchio durante su intervención en el evento. 

Quirce ha explicado a Redacción Médica cómo los condicionantes internos y externos afectan al curso clínico del asma. Además, el estilo de vida occidental predispone la aparición de alergías y, por tanto, el desarrollo de esta enfermedad.

¿Qué temas se abordan en la VII edición de Espacio Asma?

El encuentro pretende destacar la importancia que tienen una serie de enfermedades que, a menudo, acompañan al asma o tienen influencia sobre esta. Desde Espacio Asma las abordaremos globalmente, teniendo en cuenta condicionantes internos como es el microbioma intestinal y pulmonar en el desarrollo y curso del asma, incluso en su respuesta terapéutica. También las enfermedades metabólicas en las que se incluye la obesidad, porque tiene una importante asociación en el origen y en la predisposición a desarrollar asma o en la forma en la que se presenta y en su respuesta al tratamiento.

En línea con la obesidad, se habla mucho de si puede ser una causa o una consecuencia del asma. Las personas obesas pueden tener más predisposición a sufrir asma porque es una condición que cursa con inflamación sistémica y pulmonar y estas personas tienen una mayor facilidad para desarrollar asma. Además, el asma también se asocia a una limitación de la actividad física por lo que puede predisponer a la obesidad, teniendo en cuenta el efecto de los corticoides.

En condicionantes externos se va a analizar la influencia que puede tener el alcohol en el asma o el sexo, porque las personas asmáticas pueden tener limitaciones en su actividad sexual. Queremos analizar todos estos factores de la vida real que pueden afectar a una mayor gravedad o peor control del asma.

¿Cuáles son los cambios en el estilo de vida que afectan al asma?

Los cambios son, principalmente, el estilo de vida occidental porque se lleva una vida más urbana, con menos exposición a agentes microbianos y a una diversidad de especies y repertorio antisémico. Esto significa que haya un menor repertorio de estimulación antisémica precoz y una mayor predisposición a las alergias.

También el mayor tratamiento con antibióticos a edades tempranas, mayor número de cesáreas o comer alimentos procesados. Todo esto es un pack de vida occidental que se asocia con unas respuestas inmunitarias que predisponen a las sociedades alérgicas. Esto esta estudiado porque se ha visto que nacen y crecen en un ambiente no tanto rural como de granjas. Los niños que lo hacen en granjas, tienen menos alergias.

En Estados Unidos, los colectivos de los amish y los menonitas tienen un estilo de vida que respeta mucho las condiciones ancestrales, viviendo en el campo con muchos animales, por lo que tienen menos asma. Se trata de un hecho constatado y evidente.

En cambio, en nuestro estilo de vida se junta menos microbios, un tipo de alimentación más procesada, la obesidad, es decir, una serie de factores que es una especie de cóctel que favorece el asma.

En cuanto a los condicionantes internos y externos, ¿hasta qué punto modifican el curso del asma?

Los condicionantes internos y externos influyen de modo importante en el asma. Todos estos hábitos de vida, pueden influir en un peor control de esta enfermedad. Entre los externos encontramos las exposiciones ambientales a la contaminación y la exposición alergénica. Hay exposiciones a un tipo de especies vegetales que son muy alergénicas y el efecto combinado entre la exposición alergénica y la contaminación potencia la alerginicidad.

¿Existen nuevos tratamientos para las pequeñas vías respiratorias?

Se ha visto que en el asma se ven afectadas las grandes y medianas vías, así como las pequeñas. Hay una inflamación generalizada de la vía respiratoria en la que, si son pequeñas, los tratamientos habituales no llegan con facilidad. Por eso, en ocasiones, recurrimos a tratamientos sistémicos que tienen un mayor efecto sobre esta pequeña vía.

Hoy en día los tratamientos biológicos se hacen un abordaje sistémico de la enfermedad, es decir, no solo por vía inhalada sino que damos un tratamiento que llega al torrente sanguíneo y, a través de la sangre alcanza con mayor facilidad distintas venas terapéuticas sistémicas.

Dentro de los inhaladores, hay algunos que tienen partículas ultrafinas por lo que alcanzan mejor la pequeña vía aérea. En pacientes con asma que no responden al tratamiento convencional, se recurre a estas partículas que tiene mayor capacidad de llegar a la pequeña vía, unido a que en ocasiones utilizamos cámaras de inhalación que facilitan que los tratamientos inhalados alcancen la vía.

Los corticoides son muy eficaces pero no los utilizamos por los efectos secundarios. En los casos que son refractarios al tratamiento convencional, utilizamos los biológicos. Aunque preferimos utilizar fármacos por vía inhalatoria que tengan un tamaño de partícula pequeña y que permitan llegar más fácilmente a la vía respiratoria.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.