24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 10:05
Empresas > Industria

'Batacazo' europeo de Boiron, que reduce un 18% sus ventas de homeopatía

Solo Francia aumenta su volumen; Rusia y España lideran la tendencia negativa

Valèrie Poinsot, directora general de Boiron.
'Batacazo' europeo de Boiron, que reduce un 18% sus ventas de homeopatía
Carlos Cristóbal
Viernes, 21 de octubre de 2016, a las 11:30
La teoría del “usarlo no hace daño” en referencia al uso de la homeopatía tiene cada vez menos efecto. Y si no, que se lo digan a Boiron, principal laboratorio dedicado a la elaboración de este tipo de productos, y que ha visto cómo sus ventas experimentaban una notable caída en el tercer trimestre de 2016. Especialmente significativa es la pérdida de confianza experimentada en Europa, donde si se exceptúa a Francia, donde su uso aumenta ligeramente, el descenso ha superado el 18 por ciento.

Durante el periodo comprendido entre julio y septiembre, las ventas de Boiron alcanzaron un montante de 159 millones de euros, cifra un 5,1 por ciento inferior a la registrada durante ese mismo periodo en 2016.  Como viene siendo habitual en estos años, los ingresos provienen mayoritariamente de Francia, que pese a mejorar un 1,1 por ciento sus resultados interanuales, ha experimentado un retroceso del 3,6 por ciento respecto a los niveles de crecimiento el trimestre anterior.

El resultado de Francia es, sin embargo, el único ‘oasis’ positivo dentro de unos resultados en los que abundan los datos negativos. Especialmente significativo resulta el correspondiente al continente europeo, donde las ventas de Boiron perdieron más del 18 por ciento (18,5, concretamente) de su fuelle para quedarse en 41,27 millones de euros, nueve menos que lo obtenido el año anterior. Aunque en menor medida, tanto Norteamérica (-0,2 por ciento) como el resto de países en los que opera el laboratorio homeopático (-8,7 por ciento) han visto cómo sus ventas caían.

El desengaño ruso

Contar con un mercado tan grande como es el ruso resulta siempre positivo para cualquier compañía, pero tampoco en este aspecto puede presumir la compañía que dirige Valérie Poinsot de contar con una posición de privilegio. Así, en el informe trimestral publicado recientemente, la compañía reconoce que las ventas “han decrecido significativamente” en la tierra de los zares. Una tendencia que se repite, “aunque en menor medida” en otros países entre los que se encuentran España o la República Checa.

Acceda a los resultados de Boiron en el tercer trimestre de 2016