Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:50
Empresas > Industria

Alerta entre los consumidores por los daños de Esmya (Gedeon Richter)

La OCU lanza una alerta para sus asociados ante los daños hepáticos graves provocados por este fármaco

Ana Sánchez, responsable de Salud y Alimentación en OCU.
 Alerta entre los consumidores por los daños de Esmya (Gedeon Richter)
Redacción
Miércoles, 14 de febrero de 2018, a las 16:00
La alerta provocada por Esmya (acetato de ulipristal), de Gedeon Richter, ha llegado a la ciudadanía e inquieta a la sociedad. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha emitido un comunicado en el que advierte de los daños hepáticos graves detectados por el empleo de este medicamento.
 
“Si estás en tratamiento para reducir los síntomas de un mioma uterino puede que te hayan recetado Esmya 5 mg comprimidos. A partir de ahora y debido a que algunas pacientes han sufrido daños hepáticos graves se procede a vigilar a quienes lo están tomando para evitar problemas. Si es tu caso consulta con tu médico”, indica la OCU en su comunicado.
 
La organización indica que el fármaco “está siendo revisado a raíz de una serie de notificaciones en donde algunas pacientes tratadas con este medicamento han sufrido daños hepáticos graves. Por esta razón y para evitar que las cifras sigan creciendo, el Comité Europeo para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC) ha comenzado una re-evaluación del medicamento y hasta que no concluya, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), da una serie de indicaciones a los profesionales sanitarios con respecto a este medicamento”.
 
Entre ellas, hay que recordar que el Ministerio de Sanidad ha ordenado que no se inicien nuevas terapias con Esmya o nuevos ciclos de tratamiento en aquellas pacientes que hayan finalizado uno.
 
Consultar al médico
 
En el caso tener un tratamiento en marcha con el fármaco de Gedeon Richter, la OCU se adhiere a las recomendaciones de la Aemps y  aconseja a las pacientes consultar con su médico si surgen posibles síntomas de daño hepático como náuseas, vómitos, dolor en hipocondrio derecho, anorexia, astenia o ictericia.
 
A día de hoy, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) está analizando los daños de daño hepático grave, de los que al menos tres terminaron en trasplante de hígado.