18 feb 2019 | Actualizado: 19:00

Un 'caballo de Troya' para tratar la púrpura trombocitopénica trombótica

Investigadores norteamericanos introducen una enzima que inhibe los coágulos dentro de plaquetas

Un 'caballo de Troya' para tratar la púrpura trombocitopénica trombótica
lun 24 septiembre 2018. 17.40H
Redacción
Científicos de la Universidad de Alabama (Estados Unidos) han encontrado una vía para introducir una enzima en la sangre que evite los microcoágulos en pequeños vasos sanguíneos que caracterizan la púrpura trombocitopénica trombótica.

Esta patología está causa por la falta de la enzima Adamts13, normalmente por la presencia de anticuerpos de esta proteína. Los coágulos se suelen acumular en arteriolas del cerebro, corazón, páncreas y riñones.

La aparición de síntomas es inespecífica y súbita, y la tasa de mortalidad en ingreso permanece en alrededor del 20 por ciento.

Adamts13 se adhiere a otra proteína llamada factor de Von Willebrandt, que está involucrado en la coagulación de la sangre. La falta de esta encima permite que se formen coágulos en el tejido de diferentes órganos.

Transportada dentro de las plaquetas



Las plaquetas pueden absorber mejor rAdamts13 a temperaturas entre 25 y 37 grados


El equipo de la Universidad de Alabama, liderado por Long Zheng, descubrió que las plaquetas pueden absorber espontáneamente la enzima, que se mantiene estable dentro de estas células, y ser distribuida dona la enzima lo necesite.

Se han realizado estudios en sangre humana con púrpura trombocitopénica trombótica y en modelos animales, y se ha comprobado que la proteína recombinante humana rAdamts13, transportada en las plaquetas, puede reducir la formación de coágulos en las arteriolas.

Zheng explica que “nuestros resultados demuestran, por primera vez, que la transfusión de plaquetas con rAdamts13 puede ser un novedoso enfoque terapéutico para la trombosis arterial, asociado con púrpura trombocitopénica trombótica congénita e inmunomediada”-


Ratones transgénicos sin una enzima


Anteriormente, ya se habían creado ratones transgénicos donde rAdamts13 se expresaba exclusivamente en plaquetas. La enzima bloqueó la trombosis arterial y previno la púrpura trombocitopénica.

El próximo paso fue determinar si se puede ‘cargar’ plaquetas con rAdamts13, como si fuera para una transfusión. Cuatro estudios descritos en la revista de la Asociación Americana del Corazón –Arteriosclerosis, trombosis y biología vascular– resuelven estas dudas.

Los investigadores incubaron plaquetas a temperaturas entre 25 y 37 grados centígrados, que demostraron absorber la mayor cantidad de rAdamts13, y comprobaron in vitro que la enzima inhibía la formación de trombos dentro de una simulación de flujo arterial.


Donación de plaquetas



Las transfusiones de plaquetas cargadas con la proteína recombinante humana disminuyeron los trombos en ratones


Por último, las transfusiones de plaquetas cargadas con rAdamts13 a ratones modificados genéticamente para inhibir la expresión de la proteína disminuyeron de forma dramática la formación de trombos en arteriolas abdominales.

Los investigadores consideran que es posible ‘alimentar’ de la enzima rAdamts13 plaquetas obtenidas a través de donación y mantenerlas por tres días, mientras se les testa de diferentes marcadores de la enfermedad.

Mientras que la transfusión de plaquetas no está recomendada en pacientes de púrpura trombocitopénica trombótica, estas plaquetas cargadas de enzimas muestran, según los autores del trabajo, un beneficio inhibiendo trombos en sangre humana y de ratón.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.