La previsión es que los ensayos con células 'asesinas' NK comience en el segundo semestre del año en el 12 de Octubre

La 'versión 2.0' de las terapias CAR comenzará a probarse en España en 2022
Joaquín Martínez, hematólogo e investigador principal del equipo de la Unidad de Investigación Clínica de Tumores Hematológicos H12O-CNIO.


19 oct 2021. 13.30H
SE LEE EN 3 minutos
Joaquín Martínez es la cabeza visible de un equipo de investigadores con el propósito de revolucionar el mundo de las terapias avanzadas. Con las CART recién 'desembarcadas' en España, este hematólogo lidera la Unidad de Investigación Clínica de Tumores Hematológicos H12O-CNIO, que ha saltado a la actualidad gracias a un estudio en el que postulan el uso de células NK 'asesinas' en una inmunoterapia que supone una vuelta de tuerca a las terapias CAR. Martínez, en declaraciones a Redacción Médica, da una previsión respecto a la fecha en la que las CAR-NK comenzarán la fase de ensayos clínicos en el Hospital 12 de Octubre (Madrid) y se muestra optimista respecto a su uso a medio plazo.

"Para mediados o finales del proximo año" se espera comenzar con los ensayos clínicos, confía Martínez. Este enfoque novedoso que lleva a cabo el grupo de investigación podría ser más eficaz en el avance contra el mieloma múltiple y tener menos efectos secundarios.

Células 'asesinas' como futuro del avance en mieloma múltiple


El hematólogo comparte cómo ha sido el proceso de esta inmunoterapia, donde "se realiza una aferesis de linfocitos, tras esta recogida se procesa un bioreactor automizado que separa la celulas NK y, en este caso, se transfecta con un lentivirus que lleva el CAR, se cultiva 15 días y luego se infundiría tras linfodepleccionar al enfermo con una quimioterapia a dosis intermedias". Básicamente, la inmunoterapia de estas células consiste "en modificar genéticamente las células 'natural killer' para redirigirlas frente al tumor, en este caso el mieloma múltiple", explica Martínez. Esta investigación es un gran avance en este tipo de enfermedades ya que, normalmente, en estas terapias avanzadas se trabaja con células T, formadas a partir de células madre en la médula ósea, y además resultan más fáciles de manejar que las células NK.

Por su parte, Martínez, en la línea de las terapias CAR, aclara que ya se pueden observar algunos avances positivos en otras enfermedades como la leucemia linfoblástica aguda y el linfoma en general. Estas células, genéticamente modificadas, "son una esperanza terapétuica para muchos enfermos y se está trabajando muy intensamente en varios centros para intentar mejorar los resultados y también para abaratar costes", afirma el hematólogo.

Escasa financiación en España de las CAR


Este tipo de terapias avanzadas, además de ser innovadoras, tienen un alto impacto económico y sanitario. En esta línea, Martínez declara que "a nivel mundial se ha invertido muchísimo" en este tipo de terapias avanzadas y, a pesar de que en España se ha hecho una inversión mucho menor, "estamos consiguiendo buenos resultados". Además, asegura que estas terapias "son el presente en los tumores hematológicos y el futuro en otro tipo de tumores, e incluso en algunas enfermedades infecciosas resistentes". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.