Hematología promociona la donación de médula ósea en etnias minoritarias

Actualmente, el 80% de las donaciones son de etnia caucásica, lo que reduce la posibilidades de encontrar donante

Anna Sureda Balari, presidenta del GETH y jefa del Servicio de Hematología Clínica del Instituto Catalán de Oncología (ICO).
Hematología promociona la donación de médula ósea en etnias minoritarias
mié 16 septiembre 2020. 16.00H
La Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y el Grupo Español de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular (GETH) se unen al Día Mundial del Donante de Médula Ósea, que se celebra el próximo sábado, 19 de septiembre. Este año, “se hará énfasis en la promoción de la donación en etnias minoritarias”, ha explicado Anna Sureda Balari, presidenta del GETH y jefa del Servicio de Hematología Clínica del Instituto Catalán de Oncología (ICO).

Y es que, la reserva de donantes mundial no es diversa. “Más del 80 por ciento de los donantes son de etnia caucásica y, por ello, las probabilidades de encontrar un donante cuando el paciente no pertenece a esa etnia, se reducen considerablemente. En este sentido, queremos hacer un llamamiento especial a todas las personas de etnia no caucásica para que se informen e interesen por la donación”, ha añadido Sureda.

“El trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH) alogénico (o de un donante) es el tratamiento curativo por excelencia para un porcentaje no despreciable de personas con enfermedades hematológicas. Sin embargo, no todos los pacientes candidatos a un trasplante alogénico tienen un hermano compatible. Por ello, disponer de un número cada vez mayor y suficiente de donantes no emparentados es un aspecto fundamental para poder ampliar el número de pacientes candidatos a trasplante”, ha manifestado Sureda.


La influencia del coronavirus en el TPH


La pandemia por coronavirus Covid-19 ha provocado que los registros de nuevos donantes de médula se hayan visto afectados. Tal y como ha señalado Sureda, “por una parte, las medidas de confinamiento obligaron a los donantes a quedarse en casa y, por otra, el conocimiento acerca de la saturación de los centros de donantes, así como el riesgo potencial de infectarse allí mismo, repercutió negativamente en el número de nuevos registros”.

En el primer semestre de 2019, el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO), gestionado por la Fundación Josep Carreras, reportó 21.691 nuevos donantes, que comparados con los 20.784 de este año, representa una caída del 4 por ciento.

“La pandemia también ha repercutido significativamente en la realización de TPH y otras estrategias de terapia celular, como los tratamientos con células CART. Los motivos son múltiples, pero uno de los principales es que, tanto en los trasplantes como en los tratamientos con células CART, estamos hablando de tratamientos muy inmunosupresores. Por ello, los especialistas pusimos en una balanza los pros y los contras que suponían iniciar un procedimiento de estas características en un paciente determinado”, comenta la presidenta del GETH.

El descenso en el número de profesionales (profesionales infectados, en cuarentena, movimiento de profesionales de las Unidades de Trasplante a equipos dedicados al tratamiento de los pacientes Covid-19) y la falta de recursos potencialmente imprescindibles para los pacientes trasplantados (Servicios de Medicina Intensiva, en muchas ocasiones, ocupadas por pacientes Covid-19), han contribuido a la reducción del número de estos tratamientos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.