Descubren una nueva diana terapéutica para la leucemia linfoblástica aguda

Una nueva estrategia terapéutica bloquea las señales que induce el receptor de la interleuquina 7 en modelos preclínicos

Descubren una nueva diana terapéutica para la leucemia linfoblástica aguda
mar 01 octubre 2019. 11.10H
Un estudio liderado desde el Consejo Superior de Investigación Científicas (CSIC) ha descubierto una nueva diana terapéutica para el tratamiento de la leucemia linfoblástica aguda.

En el trabajo, realizado en ratones y publicado en la revista Blood, los investigadores han detectado un receptor de un factor de crecimiento cuya actividad influye en la expansión y progresión de la enfermedad.

“Hemos ensayado nuevas estrategias terapéuticas dirigidas a bloquear las señales que induce el receptor de la interleuquina 7 en modelos preclínicos de ratones trasplantados con células de leucemia linfoblástica aguda de los pacientes”, explica María Luisa Toribio, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, dependiente del CSIC y de la Universidad Autónoma de Madrid.

“Hemos demostrado que, tras el bloqueo, las células leucémicas son incapaces de dividirse y la leucemia no es capaz de progresar en los ratones trasplantados. Este efecto se debe a que dicho receptor es esencial para la supervivencia y expansión de las células que han iniciado la leucemia”.


Evitar las recaídas


Los esfuerzos de la comunidad científica se centran actualmente en identificar las características de las células que han iniciado la leucemia, responsables de las recaídas de los pacientes.


El objetivo es atacar las células cancerosas "sin afectar a las sanas para reducir los efectos adversos de la quimioterapia"


“El objetivo es poder atacarlas y eliminarlas de manera dirigida, sin afectar a las células sanas, con el fin de reducir los efectos adversos de la quimioterapia intensiva y evitar las recaídas”, afirma Toribio.

“El uso de anticuerpos capaces de bloquear la actividad de este receptor se vislumbra, por tanto, como una novedosa y potente estrategia inmunoterapéutica, que permitirá mejorar notablemente la calidad y esperanza de vida de estos pacientes”.

El trabajo ha sido financiado por la Agencia Estatal de Investigación, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Unión Europea, la Fundación Asociación Española Contra el Cáncer, la Fundación Uno Entre Cien Mil y la Fundación Lair. El Centro de Biología Molecular Severo Ochoa recibe una ayuda institucional de la Fundación Ramón Areces y del Banco Santander.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.