Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Especialidades > Hematología y Hemoterapia

"Estamos viviendo un cambio de paradigma en síndromes linfoproliferativos"

El Grupo de Estudio de esta patología en la Comunidad Valenciana celebra su reunión este viernes

María José Terol, hematóloga del Hospital Clínico de Valencia e investigadora del Incliva.
"Estamos viviendo un cambio de paradigma en síndromes linfoproliferativos"
Marcos Domínguez
Miércoles, 22 de noviembre de 2017, a las 09:00
Los síndromes linfoproliferativos, como la leucemia linfocítica crónica y el linfoma de células de manto, están viviendo “un cambio muy importante de paradigma terapéutico”. Nuevos fármacos como ibrutinib e idelalisib son más específicos y mejor tolerados que la quimioterapia y “podemos contemplar tratar a pacientes con enfermedades más avanzadas u otros que por una razón u otra no podían ser tratados con quimioterapia”.

María José Terol, hematóloga del Hospital Clínico de Valencia y organizadora del Grupo de Estudio de Síndromes Proliferativos de la Comunidad Valenciana (GELP), explica a Redacción Médica que este nuevo paradigma de tratamiento todavía se está desarrollando y “en los próximos meses y años veremos más cambios en las guías de leucemia linfocítica crónica, y posiblemente también en linfoma folicular”.

Este viernes se celebra la XXIII reunión del GELP, en Alicante, donde estos nuevos tratamientos tendrán una especial relevancia. No obstante, la también investigadora del Incliva (Instituto de Investigación Sanitaria de Valencia) destaca que estas nuevas opciones terapéuticas son todavía muy recientes. “Con ibrutinib, la experiencia más prolongada es americana y son cinco años de seguimiento”.

“En el último año y medio se han ido publicando cada vez más experiencias en vida real, sobre todo en cuanto a toxicidad; los profesionales nos estamos formando ahora, y por eso reuniones de este tipo son tan importantes”, matiza la especialista. Hay fármacos en fase de autorización en España de los que ya hay experiencias positivas en uso compasivo, como venetoclax.

A raíz de estas nuevas terapias, Terol destaca la cada vez mayor colaboración con los farmacéuticos hospitalarios, ya que estos fármacos “pueden interactuar con otros medicamentos que toma el paciente”. Sin embargo, “los hematólogos estamos acostumbrados a la introducción de nuevos fármacos y tenemos muy buenas armas para hacer formación continuada”.