Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Conocimiento > Gestión

V Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria

Consejeros de Sanidad, altos ejecutivos de empresas y personalidades de la política sanitaria han acudido al evento

Vergeles, Castrodeza, Pino, Martín, Sánchez Martos y Viñegra.
V Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria
C. Cristóbal / C. Corominas
Joana Huertas
Miércoles, 18 de mayo de 2016, a las 17:20
"Nos hemos enfrentado a la crisis con medidas tímidas y lineales"

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, se ha encargado de abrir el V Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria, organizado por Sanitaria 2000 con la colaboración de Air Liquide Healthcare, Cardiva, Fresenius Medical Care, General Electric Healthcare, Ipsen, Roche y Sanofi Pasteur MSD. En el acto inaugural de la cita, que reúne a representantes de las diferentes administraciones sanitarias en el Parador de Segovia, Sáez Aguado ha asegurado que vivimos un momento “interesante” desde el punto de vista de los altos cargos, especialmente ante la perspectiva de una recuperación económica que, a su juicio, aún no se ha producido.

Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León.

José María Pino, presidente de Sanitaria 2000.

“El final de la crisis llegará más tarde al sector público, del mismo modo que lo hizo su inicio”, ha indicado Sáez Aguado en una intervención marcada por los problemas de financiación que viven las comunidades autónomas. En ese sentido, se ha mostrado rotundo a la hora de afirmar que “el sector sanitario tiene unas características que hacen que haya llegado al límite en medidas de ajuste”. “A pesar de ellos, el 2015 ha sido un año en que no hemos sido capaces de cumplir los objetivos de déficit”, ha agregado.

José María Pino, presidente de Sanitaria 2000; Javier López Escobar, delegado territorial de la Junta de Castilla y León; Antonio María Sáez Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León; Francisco Javier Vázquez, presidente de la Diputación de Segovia; y Rafael López Iglesias, gerente regional de Salud de Castilla y León.




Culpabilización autonómica

El consejero, que se ha mostrado contrario a lo que ha calificado de “culpabilización autonómica”, ha criticado el actual modelo de reparto de los objetivos de déficit y ha descartado plantearse cualquier cambio en el sistema de financiación que no conlleve una ampliación de los recursos.

“Durante la crisis no hemos sido capaces de adoptar cambios estructurales, por lo que en el campo de la eficiencia aún tenemos mucho que hacer”, ha aseverado antes de calificar las medidas emprendidas como “lineales” y “demasiado tímidas”. “No hemos avanzado demasiado en el reparto de responsabilidades y poderes en el sector sanitario”, ha concluido.

A la hora de hablar de financiación en materia sanitaria, resulta prácticamente ineludible la referencia a la estrategia nacional en hepatitis C. Sobre ella se ha referido también Sáez Aguado, para quien el debate sobre su financiación “se transitó con demasiada rapidez”. “Intentamos que no computara como déficit e inicialmente se nos dijo que sí, pero posteriormente no ha sido así”, ha indicado antes de incidir en la “contradicción” del Gobierno central.



César Pascual, director general de Asistencia Sanitaria del Sermas; Julio Zarco, director general de Coordinación de la Asistencia al Ciudadano y Humanización de la Asistencia Sanitaria de Madrid; Carlos León, exgerente del Servicio Cántabro de Salud; y Modoaldo Garrido, vicepresidente de Sedisa.


Diego Fernández, secretario general del Servicio Murciano de Salud; Catalina Lorenzo, exconsejera de Sanidad de Murcia; Piedad Navarro, responsable de relaciones con las comunidades autónomas de Air Liquide; Francisco Agulló, gerente del Servicio Murciano de Salud; Mercedes Martínez-Novillo, directora general del Servicio Murciano de Salud; y Julio de la Rosa, director de Market Access del Grupo Air Liquide.


Manuel Carpintero, director de Asistencia Sanitaria del Servicio Navarro de Salud; y Rodrigo Gutiérrez Hernández, director general de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria en Castilla-La Mancha. A la derecha, Albert Serra, secretario general de Salud de Cataluña; y Luis Campo, presidente de GE Healthcare.

A la izquierda, el consejero Sáez Aguado saluda a César Pascual. A la derecha, Félix Navarro, director de la División Clínica de Cardiva; y Carlos Ibares, director de calidad de la misma compañía.

PPedro Alsina, director de Relaciones Institucionales de Sanofi Pasteur MSD; y Jesús María Fernández, exportavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso. A la derecha, Tomás Toranzo, vicesecretario general de CESM, junto a Francisco Miralles, presidente del sindicato.

Federico Plaza, responsable de Government Affairs de Roche; y Julián Pérez Gil, gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS). A la derecha, Ricardo Campos, subsecretario de Sanidad de la Comunidad Valenciana; y Miguel Ángel Máñez, director de RRHH del Hospital de Fuenlabrada.

A la izquiierda, Pedro Alsina junto a Julio Zarco y José María Pino. En la imagen de la derecha, Jesús Beristain, de Air Liquide, posa con el director general de Osakidetza, Jon Etxeberria.

Ricardo López, director general de Sanitaria 2000; y Modoaldo Garrido, vicepresidente de Sedisa. En la imagen del lado derecho, Eduardo Belenguer, Key Institutional Manager Market Access en Ipsen, Lina Ruiz, responsable de Relaciones Institucionales de Ipsen, y María Marín, de Sanofi Pasteur MSD.

Manuel Carpintero junto a Jesús María Fernández y José Martíenz Olmos, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Senado. A la derecha, Albert Serra posa junto a Óscar López, director de Publicaciones de Sanitaria 2000.

El director general de Investigación, Innovación e Infraestructuras de Castilla y León, Rafael Sánchez, junto al director general de Asistencia Sanitaria, José Jolín. A la derecha, Pablo Crespo de la Cruz, director del Departamento Legal de Fenin; José María Pino, presidente de Sanitaria 2000; y Gonzaga Garat, director comercial de GE Healthcare.

Piedad Navarro, Mercedes Martínez-Novillo, Miguel Ángel Máñez, Margarita Prado, directora general de RRHH del Sergas.

Concha Nafría, directora general de Profesionales de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, Tomás Toranzo y Rafael López Iglesias.

Manuel Palomino, secretario general del Ib-Salut; Isabel Zaldivar, subdirectora de Planificación de la Consejería de Salud Balear; y Eduardo Belenguer. A la derecha, Miguel Carroquino, del Servicio Aragonés de Salud; y Carlos Cristóbal, jefe de sección de Redacción Médica.

A la izquierda, José Ignacio Echániz, secretario nacional de Sanidad del Partido Popular, junto a José María Pino. En la imagen de la derecha, Ricardo Campos charla con Ricardo López y Modoaldo Garrido.

Jorge Aboal, director general de Asistencia Sanitaria del Sergas, Ángel Bajils, consejero director general Home Health Care Iberia de Air Liquide; y Juan Carlos Alcolea, director de Ventas de Fresenius Medical Care.








"El debate sanitario en España no está suficientemente maduro"

La segunda mesa del V Encuentro de Altos Cargos de la Administración Sanitaria, ha consistido en un interrogatorio a Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León, sobre cuestiones de política sanitaria tanto a escala de su comunidad como a escala nacional y bajo el nombre ‘Recuperación económica: desandando lo recortado’.
 
El encargado de moderar el debate ha sido Miguel Ángel Máñez, director de Recursos Humanos del Hospital de Fuenlabrada, que ha arrancado su intervención la cuestión de cómo recuperar “la pérdida imagen y de confianza del ciudadano” en los sistemas de salud y de ser conscientes de cómo ha afectado la crisis y los rectores a la calidad y la eficiencia y “si ha empeorado el servicio”.
 

Miguel Ángel Máñez y Antonio Sáez Aguado.

A continuación Julián Pérez Gil, gerente del Servicio Cántabro de Salud, ha comenzado el turno de interrogatorio con una pregunta contundente: “¿Cree que con esta posible recuperación económica el Real Decreto 16/2012 debería eliminarse?”
 
Ante esta cuestión el consejero ha considerado que el RD “no ha generado grandes restricciones” y se ha referido a un caso concreto: “Lo que tiene que ver con el asegurado no ha tenido impacto presupuestario y ha sido más bien ficticio porque a los inmigrantes que estaban aquí se les ha seguido tratando”. También se ha referido al copago y ha señalado que “al principio si tuvo un impacto, pero se ha ido diluyendo”.
 
Por su parte, Federico Plaza, responsable de área de Government Affairs de Roche Farma España, ha señalado que “el copago actual no es muy diferente al de otros países europeos” y ha apuntado que “veníamos de un modelo antiguo, aunque quizá no fue el mejor momento para cambiarlo”. A continuación, ha preguntado al consejero si no se debería de dejar de financiar algunas cosas para “pagar las que realmente importan a los ciudadanos como la sanidad y la educación”.
 
Ante esto, el consejero ha señalado que “el debate político y sanitario en España no está lo suficientemente maduro como para afrontar esto” y ha apuntado a que llegará un momento en el que “como sociedad tengamos que tomar la decisión de si asumir más impuestos o de dónde queremos quitar financiación”.
 
Crónicos y Atención Primaria
 
A continuación, el moderador se ha referido a la atención que se presta a los crónicos y ha dudado de si esto no está suponiendo dejar de lado Servicios Sociales y Atención Primaria. En ese momento ha tomado la palabra Rafael Micó, vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), que se ha ofrecido al consejero para ayudar “a reorientar el sistema si hace falta” para dotar de más peso a Atención Primaria.
 

Antonio Sáez Aguado habla sobre la necesidad de asumir qué priorizar en financiación.

El consejero ha cogido el guante y ha aclarado: “Desde luego que cualquier estrategia de crónicos debe pasar por Atención Primaria”. Micó ha coincidido con este supuesto, pero ha añadido que “hay que hacerlo a través de medir los resultados en salud “. También el gerente del Servicio Cántabro de Salud ha defendido este modelo de transparencia “con la publicación de todos los resultados hospital por hospital y en Primaria”.
 
Sáez Aguado se ha defendido con la afirmación de que “existe un compromiso de hacer un portal de transparencia que debería ser hospital por hospital”, pero ha interpelado a los profesionales a que “den un paso adelante” a favor de que se les evalúe. Francisco Miralles, secretario general de la Confederación Española de Sindicatos Médicos (Cesm), ha respondido “por alusiones” y ha afirmado: “Nos sentaremos con cualquier político a abordar estas reformas y no tenemos miedo a esta evaluación, pero el político también tiene que ser valiente”.
 
El déficit y la incertidumbre
 
Miralles también ha apuntado que “si el SNS tiene un gran valor es gracias a sus profesionales” y ha interpelado al consejero a que le responda cuándo y cómo se va a revitalizar a los trabajadores.
 
Ante esta petición, Sáez Aguado ha señalado que “algo se ha hecho” y se ha referido a la “recuperación de la paga extra” y ha apuntado que “se ha ampliado la tasa de reposición”, pero ha admitido que no sabe cuándo se va a recuperar por completo. “Hasta hace cuatro días el ministro Montoro nos dijo que había que reducir el déficit y luego esto se flexibiliza. Hay demasiada incertidumbre para tomar decisiones”, ha apuntado.
 
Por último, ha habido menciones a la contención del gasto farmacéutico por debajo del PIB acordada entre Farmaindustria y el Ministerio de Hacienda y el de Sanidad y a cómo se adaptarán las comunidades autónomas a esta realidad. “El problema es que no se ha aclarado qué pasa si una comunidad supera la tasa de referencia ni se sabe qué penalización tendrá”, ha apuntado el consejero.
 
Finalmente, esta mesa del V Encuentro de Altos Cargos de la Administración Sanitaria, en la que colaboran Air Liquide Healthcare, Cardiva2, Fresenius Medical Care, General Electric Healthcare, Ipsen, Roche y Sanofi Pasteur MSD, ha cerrado con la mención de Miguel Ángel Máñez al Día de la Enfermería y su reivindicación de la “necesidad del papel de todos los profesionales en el sistema de salud”. 

Federico Plaza, responsable de área de Government Affairs de Roche Farma España; Rafael Micó, vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria; Miguel Ángel Máñez, director de Recursos Humanos del Hospital de Fuenlabrada; Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León; Julián Pérez Gil, gerente del Servicio Cántabro de Salud y Francisco Miralles, secretario general de la Confederación Española de Sindicatos Médicos.




Los gerentes, "guardia pretoriana" de los servicios sanitarios

¿Deben dirigir la sanidad los profesionales de la gestión? Esta era la cuestión sobre la que giraba el primer cara del V Encuentro de Altos Cargos de la Administración Sanitaria que este jueves ha confrontado las opiniones de Jorge Aboal, director general de Asistencia Sanitaria del Servicio Gallego de Salud (Sergas), y de Modoaldo Garrido, vicepresidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa).

Modoaldo Garrido, vicepresidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE en el Senado y Jorge Aboal, director general de Asistencia Sanitaria del Servicio Gallego de Salud (Sergas).

 
La mesa ha estado moderada por José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE en el Senado durante la pasada legislatura, que ha pedido a los ponentes que comenzaran tratando de responder a la cuestión. “Lo primero que tenemos que hacer es definir y saber qué entendemos por un profesional de la gestión sanitara”, ha apuntado Aboal, y ha señalado: “Va más allá de ser una persona con una formación y experiencia en la gestión sanitaria”.
 

Modoaldo Garrido defiende la libre designación con "procesos transparentes y participativos" 

Por su parte, Garrido ha defendido que “debe dirigir la sanidad los políticos que tienen el mandato público, pero los profesionales deberían desarrollar los planes y hacer la gestión” y ha apuntado que lo complicado es “establecer dónde se sitúa la línea divisoria”. También ha señalado que “la española es una cultura donde el poder político se refleja en las secciones más bajas y hay que ir a niveles de reconocimiento y profesionalización”.
 
Trabajar por proyectos
 
En cuanto a quién elegir para cada cargo, Aboal ha defendido la libre designación y que cambien quien lidera un proyecto cuando cambia el proyecto político. “Si el proyecto cambia no tendría credibilidad que siguiera el mismo líder que dirigía un proyecto totalmente distinto”, ha puntualizado.
 
Ante esta postura, Garrido ha mostrado su oposición ya que considera que se deben hacer nombramientos fijándose más en el perfil profesional y “que no coincidan con los periodos electorales”. Por su parte, Aboal ha señalado que “desde la responsabilidad sanitaria el equipo de gerentes debe ser leal a la institución, que en mi caso es el Sergas”, y ha añadido: “Tienen que ser mi guardia pretoriana”.
 
En este momento del debate, Martínez Olmos ha abierto la participación al público. Uno de los intervinientes ha sido Jesús María Fernández, portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso en la pasada legislatura, que ha defendido el posicionamiento de Aboal y la lealtad del gestor con el proyecto, pero “siempre con transparencia en la contratación y respondiendo a los resultados que se vayan consiguiendo”.
 

Jorge Aboal: "Los gerentes tienen que ser personas comprometidas con un proyecto"

Ante este posicionamiento, Garrido ha defendido que “si son leales a la institución son leales a quién manda” y ha puntualizado que “si surge una distorsión con la que no estén de acuerdo deben irse por honestidad”.
 
Por último, Aboal ha defendido que el gestor debe ser alguien que “sepa hablar con los medios y que se lleve bien con los alcaldes de la zona”. Y ha lanzado una última recomendación: “No le diría que fuera gerente en su propio hospital porque luego va a tener que volver a convivir como facultativo y eso es muy difícil después de haber tomado decisiones que puede que no gusten a todos”.
 
Así ha concluido la mesa sobre gestión del V Encuentro de Altos Cargos de la Administración Sanitaria, organizado por Sanitaria 2000 y con la colaboración de Air Liquide Healthcare, Cardiva2, Fresenius Medical Care, General Electric Healthcare, Ipsen, Roche y Sanofi Pasteur MSD.

Garrido, Martínez Olmos y Aboal.




Innovación sanitaria: el futuro mira más a la usabilidad que a las patentes

El primer panel de la segunda jornada del V Encuentro de Altos Cargos de la Administración Sanitaria ha tratado un tema de mucha actualidad en el mundo sanitario: la innovación. Ana Pastor, secretaria general de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), ha moderado un cara a cara en el que Germán Seara, asesor científico de la Unidad de Apoyo a la Innovación del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, y Ramón González, secretario general de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud de Andalucía han confrontado posiciones sobre quién debe liderar los procesos de innovación.

Los partícipantes de la mesa en un momento del debate.

 
El primero en intervenir ha sido Seara que ha defendido que “la Administración tiene que crear el marco estratégico que permita la innovación, pero las preguntas surgen de la base de los actores del sistema que son los pacientes, profesionales, gestores e incluso quienes hacen la política”.
 
En este sentido, González se ha mostrado de acuerdo con esto, pero ha señalado que “alguien tiene que decir cuál es la dirección de un año, de un quinquenio para no innovar sin rumbo”. Para ilustrarlo ha puesto como ejemplo la cronicidad: “Sabemos que ahí tenemos un problema, pero nadie dice cuál es el vector por el que se debe ir”.
 

Germán Seara: "Nuestra labor como profesionales no es la generación de patentes". 

A continuación ha surgido la duda de en qué nivel de gestión debe impulsarse la innovación. Seara ha señalado que, aunque el marco estratégico esté definido desde la macrogestión, este estamento tiene la complicación de “estar alejada de la realidad”. Por eso, ha defendido que “es la microgestión la que tiene la fortaleza de estar pegada a la realidad, aunque tiene el problema de la falta de toma de decisiones y los pocos incentivos”.
 
González ha respondido a esta última referencia desde su posición de miembro de la Administración y ha apuntado a que “la forma de implicar a los profesionales es reconocer su trabajo”. Para ello, desde Andalucía se ha puesto en marcha un sistema de puntos que premian el trabajo de los profesionales. “Aunque a veces no hay que innovar, con detectar un problema ya se está dando una solución a algo que se hacía mal”, ha señalado.
 
Innovación usable
 
En este punto el debate ha mutado hacia el coste de la innovación y la forma de medir los resultados. Para González, el reto radica en saber explicar bien que el beneficio puede que no se vea en el corto plazo y “demostrar que se puede ahorrar en las cuentas públicas en el próximo año o en los próximos años”.
 

Ramon González: "La Administración tiene los datos para saber cuáles son los retos" 

Esta dificultad de convencer a quienes toman las decisiones también es un problema con el que se ha encontrado Seara que considera que una buena forma de solventarlo es crear “sistemas de información que hagan que cada proceso tenga un control de resultados para conocer el coste oportunidad”.
 
En este punto, González ha señalado que “hay que dejar ir a la innovación” y que se convierta en un bien que otros puedan utilizar, porque si “no se puede convertir en un coste para la institución”.
 
Exactamente esa perspectiva de compartir la innovación y ofrecer valor con ella es la que defiende Seara que considera que “ya no se trata de generar patentes” y pone un ejemplo: “El equivalente a un cajero en banca en sanidad es un neurocirujano o un internista”. Con ello quiere apuntar que tiene mucho más valor para la sanidad una innovación que pueda ser usada y ayude a los profesionales que algo que consigue una patente, pero no tiene usabilidad. 

Un momento del debate sobre innovación sanitaria.




Consejerías y servicios de salud: separados solo en tiempo de bonanza

La integración o no de los servicios autonómicos de salud se presenta como un arma de doble filo para los altos cargos de la administración sanitaria. Esa es la principal conclusión extraída de la tertulia sobre este tema celebrada en el marco del V Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria. En ella, cuatro responsables autonómicos han llegado, través de sus experiencias, a una misma conclusión: el modelo ideal no conlleva su independencia, pero sí la máxima autonomía de su gestión.

Francisco Agulló, gerente del Servicio Murciano de Salud.

“La disyuntiva está centrada en si es conveniente que seamos organismos autónomos o entidades públicas empresariales”, ha analizado el gerente del Servicio Murciano de Salud, Francisco Agulló. En este sentido, se ha mostrado claro a la hora de señalar sus preferencias, pero también consciente de las limitaciones existentes. “Me gustaría ser entidad pública empresarial, pero es muy difícil porque su legislación no se adapta a los servicios de salud”, ha detallado antes de asegurar que “somos un ente público singular”, algo que resulta beneficioso en términos de gestión presupuestaria, contabilidad o contratación aunque “eso no quiere decir que no haya control, que lo tenemos”.

El secretario general de Salud de la Generalitat de Cataluña, Albert Serra, ha coincidido con Agulló en su apuesta por un modelo mixto y flexible en función de las circunstancias, especialmente las económicas. “Hay que mezclar técnicas organizativas”, ha indicado  a la vez que ha advertido de los pros, pero también contras, de la descentralización: “Es perfecta en un momento de crecimiento, pero cuando la economía se empieza a contraer se convierte en el peor enemigo”. Asimismo, se ha referido al problema de financiación señalando el modelo de pensiones como ejemplo a seguir: “O sacamos 10 puntos del PIB al estado o nos veremos obligados a bajar el nivel de actividad”.

Uno de los servicios regionales de salud que más ha evolucionado en los últimos años es Osakidetza. Su director general, Jon Etxeberria, se ha mostrado partidario del modelo de autonomía que actualmente se utiliza en el País Vasco. “Vamos dando saltos hacia la separación de la consejería y las competencias del servicio”, ha afirmado sobre un modelo del que ha reconocido “debilidades” pero que en términos generales califica de “satisfactorio”.

El subsecretario de Sanidad en la Consejería de Salud de la Comunidad Valenciana, Ricardo Campos, ha incidido en la necesidad de contar con financiación suficiente para que la descentralización de los servicios de salud sea real y efectiva. “El problema es que no tenemos autonomía financiera; tener un organismo autónomo sin capacidad financiera es inútil”, ha declarado para concluir con un rotundo “prefiero que la consejería se quede como está”.

Esta tertulia está encuadrada dentro del programa del V Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria. Esta cita, que se celebra en el Parador de Segovia, está organizada por Sanitaria 2000 con la colaboración de Air Liquide Healthcare, Cardiva, Fresenius Medical Care, General Electric Healthcare, Ipsen, Roche y Sanofi Pasteur MSD.

Ricardo Campos, durante su intervención, junto a Albert Serra (de espaldas), José Ignacio Echániz y Jon Etxeberria.

Momento de la tertulia.












La vida de alto cargo sanitario 'engancha' a pesar de sus dificultades

Algo tendrá la vida del alto cargo sanitario para que aquellos que la han llevado no duden a la hora de afirmar que volverían a embarcarse en un puesto de estas características a pesar de la multitud de contratiempos que conlleva. Precisamente sobre la asunción de responsabilidades en la administración y lo que ocurre al finalizar esa etapa ha tratado el panel de experiencias ‘Pros y contras en la vida de un alto cargo’, encuadrado dentro del V Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria.

Jesús María Fernández.

Liderar una consejería o un servicio regional de salud tiene muchos elementos que lo hacen atractivo y estimulante. Sin embargo, se piensa mucho menos en su lado negativo, que también existe y afecta especialmente a la conciliación de la vida laboral y familiar. “Es un asunto difícil; mi mujer me tiene una cuenta pendiente por estos años”, ha asegurado Jesús María Fernández, exviceconsejero de Sanidad del País Vasco y que hasta hace pocos días ha ejercido como portavoz de Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados. Carlos León, exgerente del Servicio Cántabro de Salud, ha ahondado en ese aspecto señalando al “desgaste físico, psicológico y emocional” que se experimenta. “Durante los tres primeros meses me quería ir todos los días a mi casa; luego, no sé si la administración se adaptó a  mí o fue al revés”.

Dada la cantidad de aspectos negativos de esta vida, después de que todos los ponentes de la mesa confirmaran que el aspecto económico “no compensa”, cabe preguntarse por qué hay quienes eligen este camino empedrado. Para entenderlo, sin embargo, solo hay que escuchar al que fuera director general de Salud Pública en el Ministerio de Sanidad, Ildefonso Hernández: “Es una vida apasionante a pesar de sus ‘secuelas’; Disfruté como no lo he hecho en toda mi vida profesional”. Catalina Lorenzo, exconsejera de Sanidad de la Región de Murcia, apunta a una experiencia completa que le ha aportado “una visión más completa de la sanidad murciana” marcada por la búsqueda de “la equidad y accesibilidad de los servicios sanitarios compaginándolo con las listas de espera”.

Hay varios elementos en los que la unanimidad es absoluta. El principal en lo relativo a los aspectos positivos de ejercer como alto cargo en una administración sanitaria es la capacidad para emprender proyectos. Sobre este aspecto, el exconsejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Roberto Sabrido, ha destacado por encima de todo lo negativo “la oportunidad de materializar ideas y proyectos”, así como el radical “cambio” en su visión del sistema.

Finalizada la etapa en la administración, llega uno de los momentos más duros: la reubicación. Sobre ella, Carlos León ha afirmado que “el sistema está mal montado”. “Es como si en una fábrica de tornillos pones a un trabajador como director y luego lo devuelves a su puesto inicial; no se aprovecha el conocimiento que se adquiere por el camino”. Sabrido coincide en este punto, añadiendo que “cuando vuelves, sientes que te miran de una forma diferente y que hay cierta desconfianza”. Hernández, por su parte, no señala ese punto sino la “invitación a la inacción” que, según su punto de vista, se da muchas veces en instituciones tan grandes como el Ministerio de Sanidad.

Este panel de experiencias está encuadrado en el V Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria, organizado por Sanitaria 2000. Las jornadas, que se han celebrado en el Parador de Segovia, cuenta con la colaboración de Air Liquide Healthcare, Cardiva, Fresenius Medical Care, General Electric Healthcare, Ipsen, Roche y Sanofi Pasteur MSD.



"A todos nos une la necesidad de cohesionar del SNS"

Una de las mesas más esperadas del V Encuentro de Altos Cargos de la Administración Sanitaria, organizado por Sanitaria 2000 con la colaboración de Air Liquide Healthcare, Cardiva, Fresenius Medical Care, General Electric Healthcare, Ipsen, Roche y Sanofi Pasteur MSD ha sido la que ha reunido a los consejeros de Sanidad de Madrid, La Rioja y Extremadura y al viceconsejero de Sanidad del País Vasco. Moderados por José Javier Castrodeza, secretario general del Ministerio de Sanidad, han relatado sus experiencias desde diferentes perspectivas de la gestión sanitaria.
 
La primera en intervenir ha sido María Martín, consejera de Salud de La Rioja, que ha hablado de la corresponsabilidad en el SNS. Ha defendido la evaluación continúa en los servicios de salud para mejorar la “eficacia y la eficiencia” mediante el establecimiento de “objetivos que puedan evaluarse”.
 
Ha señalado que la transparencia “sirve para hacer partícipe a los ciudadanos” ya que, mediante el acceso a los datos, puede comprender mejor su papel en el sistema sanitario. En cuanto a acciones concretas se ha referido a un caso que se está desarrollando en La Rioja. Tras conocer el dato de que la asistencia a servicios de Urgencias ha subido un 15 por ciento, han desarrollado un plan de autoevaluación para conocer qué está pasando y detectar si las personas están dando un mal uso de este servicio. Una de las conclusiones que ha revelado la consejera es el caso de un hombre que “ha asistido 53 veces a Urgencias sin tener nada”.
 
Hacia un Pacto de Estado
 

Jesús Sánchez Martos: "Debería haber un Interterritorial sobre un pacto de Estado sanitario" 

Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha defendido en su intervención la creación de un pacto de estado entre las comunidades autónomas a través de una “reunión monográfica en el Consejo Interterritorial” que reúna a todos los consejeros para llegar a una acuerdo entre todas las administraciones.
 
“La Ley General de Sanidad se ha quedado obsoleta” ha señalado Sánchez Martos, que ha añadido: “La sociedad ha cambiado y las necesidades han cambiado, y por tanto la política sanitaria tiene que cambiar”. Para ilustrarlo el consejero ha puesto un ejemplo: “hace 20 años era difícil ver a abuelos en las comuniones y ahora se ven a abuelos y hasta a bisabuelos”. Para cerrar ha citado a Walt Disney: “Si puedes soñarlo, puedes lograrlo”.
 
Cohesión para todos
 
La intervención de José María Vergeles, consejero de Sanidad y Política Social de Extremadura, ha arrancado con una referencia a su anterior colega: “Yo soy mucho menos pretencioso que mi compañero de Madrid”. Vergeles ha afirmado que para que haya un pacto sanitario “primero hay que empezar por derogar el Real Decreto 16/2012 y a partir de ahí podemos empezar a trabajar”.
 
Sin embargo sí ha hablado de puntos de encuentro: “A todos nos une la necesidad de cohesionar del SNS”. Para ello ha defendido que el papel del Consejo Interterritorial sea precisamente el de cohesionar el sistema y ha defendido una modificación del Senado para “que tenga un verdadero reparto territorial y en el que se debatan las cosas de comer”. También ha señalado que “hay que darle una vuelta de 180 grados al Fondo de Cohesión” y ha dejado claro que “ni todas las comunidades pueden tener de todo ni todas pueden dar todo”.
 

Jose María Vergeles explica cómo los cambios en la sociedad exigen que los políticos lleguen a acuerdos sobre cohesión.

No obstante sí ha dejado claro que “no cohesionaría la salud pública y la devolvería al Ministerio”. Ha defendido que competencias como las de establecer el calendario vacunal vuelvan al Ministerio, “porque no puede haber tantos cambios en la vacunación”.
 
Estrategia sociosanitaria
 
A Guillermo Viñegra, viceconsejero de Sanidad del País Vasco, le ha tocado hablar en su exposición sobre estrategias de coordinación sociosanitaria y ha centrado su discurso en referirse a la cronicidad como el gran reto del sistema sanitario. “El número de patologías crónicas crece exponencialmente a partir de los 45 años y el 75 por ciento del gasto se produce por estas personas”, ha señalado.
 
Ha defendido que “hay que poner el foco en los crónicos” no porque antes no se hiciera sino porque la sociedad ha cambiado en estos últimos 30 años y “si no se hace algo no habrá dinero para pagar la asistencia”. Por eso ha defendido que “hemos pasado de un enfoque de cooperación a uno de colaboración y ahora hay que ir a la integración”.
 
Entre otras medidas ha propuesto “establecer puentes entre el médico de cabecera y los especialistas y que estos se acerquen a los centros de salud”. Todo ello unido a una integración con los servicios sociales y desde “una posición de consenso y en un escenario de escasez económica”. 

José Javier Castrodeza, secretario general del Ministerio de Sanidad; José María Vergeles, consejero de Sanidad y Política Social de Extremadura; Guillermo Viñegra, viceconsejero de Sanidad del País Vasco; María Martín, consejera de Salud de La Rioja y Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid


Vergeles, Castrodeza, Sánchez Martos, Viñegra y Martín.


Gonzaga Garat, director comercial de GE Healthcare; Félix Yéboles, director comercial de medios, contraste y radiofarmacia de General Electric; Vergeles.


Margarita Prado, directora general de RRHH del Sergas; Jorge Aboal, director general de Asistencia Sanitaria del Sergas; José María Pino, presidente de Sanitaria 2000 y Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad.


Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Ricardo López, director general de Sanitaria 2000; José Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad del Ministerio de Sanidad y José María Pino, presidente de Sanitaria 2000.


Jesús María Fernández, exportavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso; José María Vergeles, consejero de Sanidad y Política Social de Extremadura; Roberto Sabrido, exconsejero de Sanidad de Castilla-La Mancha.


Adolfo Ezquerra, director general de Inspección y Ordenación de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; César Pascual, director general de Asistencia Sanitaria del Sermas; Manuel Molina, viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid y Julio Zarco, director general de Coordinación de la Asistencia al Ciudadano y Humanización de la Asistencia Sanitaria de Madrid.


José María Pino, presidente de Sanitaria 2000; Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid; José Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad del Ministerio de Sanidad y María Martín, consejera de Salud de La Rioja


Manuel Carpintero, director de Asistencia Sanitaria del Servicio Navarro de Salud; Carlos Piserra, subdirector adjunto del Área de Salud de La Rioja; Rosa Garrido, directora de Atención Primaria y 061 de La Rioja; Carmen Díez, directora de Enfermería de Atención Primaria de La Rioja; María Martín, consejera de Salud de La Rioja y Emilio Navarro, subdirector de Atención al Paciente de La Rioja.


José María Pino, presidente de Sanitaria 2000; Roberto Sabrido; Manuel Molina y Jesús Sánchez Martos.


Julio de la Rosa, director de Market Access de Air Liquide; Juan Carlos Alcolea, director de Ventas de Fresenius Medical Care; Ismael Sánchez, director ejecutivo de Inidress charla con Alcolea


Pablo Crespo, director de Legal de Fenin; Arantxa Ruiz, directora comercial de Air Liquide; Julio de la Rosa y Juan Carlos Alcolea.


José María Juárez, asesor de la Secretaría General de Sanidad; Emilio Navarro, subdirector de Atención al Paciente de La Rioja; Julio de la Rosa y José María Pino, presidente de Sanitaria 2000.


David Vicente, jefe de prensa de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha; Íñigo Cortazar, director general de RRHH del Sescam y Rodrigo Gutiérrez Fernández, director general de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria de Castilla-La Mancha


Vergeles charla con Castrodeza y Roberto Sabrido se abraza con Sánchez Martos


Julio Zarco, director general de Coordinación de la Asistencia al Ciudadano y Humanización de la Asistencia Sanitaria de Madrid; Carlos León, exgerente del Servicio Cántabro de Salud; César Pascual, director general de Asistencia Sanitaria del Sermas; Julián Pérez Gil, gerente del Servicio Cántabro de Salud y Adolfo Ezquerra.


Ramón González, secretario general de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud de Andalucía; Ana Pastor Rodríguez-Moñino, secretaria general de Facme; Juan Carlos Alcolea y Arantxa Ruiz.


Carlos Corominas, redactor de Redacción Médica; Andoni Lorenzo, presidente de FEDE y Félix Benguria de Sanofi Pasteur MSD.


Los consejeros posan con José Javier Castrodeza y José María Pino. 




La humanización de la sanidad favorece la creación de pacientes "baratos"

Su penetración en el debate sanitario no deja de crecer y, afortunadamente, cada vez son más las administraciones que plantean medidas para mejorar en este campo. Hablamos de la humanización de la asistencia sanitaria, un concepto que se ha convertido en prioritario y en torno al que ha girado una de las mesas del V Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria. En ella, dirigentes y pacientes han analizado la implantación  de esta nueva visión de la atención sanitaria, que aporta grandes beneficios no solo a los pacientes sino también a los gestores.

A la hora de hablar de humanización, lo habitual es centrarse en la figura del paciente, pero hay otros agentes que no solo están involucrados en ella, sino que se benefician de su aplicación.  En este sentido ha orientado su intervención el director general de Asistencia Sanitaria al Paciente del Servicio Navarro de Salud, Jesús Manuel Carpintero, que ha defendido su uso como elemento de sostenibilidad, ligándolo al empoderamiento. “Los pacientes empoderados son baratos”, ha afirmado apoyándose en un contundente dato: la tasa de ingresos hospitalarios de este grupo es un 16% inferior a la del resto de usuarios del sistema sanitario.

Julio Zarco.

Una de las regiones que más ha enfatizado en su apuesta por la humanización ha sido, sin duda alguna, la Comunidad de Madrid. El responsable del departamento responsable de ello, Julio Zarco, la ha definido como “impregnar de dignidad la asistencia” a la vez que ha apelado a “dignificar  al ser humano en el proceso sanitario y apoyarlo en un momento de vulnerabilidad”.

Tendencia a la "cosificación"

A la hora de señalar las barreras para la prestación sanitaria humanizada, el director general de Coordinación de la Atención al Ciudadano y Humanización de la Asistencia Sanitaria ha asegurado que “tendemos a cosificar a los pacientes para realizar nuestra labor del modo más profesional” y que “nos movemos en un entorno muy despersonalizado”. Para acabar ambos problemas, Zarco ha anunciado que la Comunidad de Madrid pondrá en marcha un Observatorio de la Humanización que vele por las buenas prácticas en este campo, así como la inclusión de indicadores referidos a este aspecto en los contratos de gestión.

Al igual que la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha también está haciendo un importante esfuerzo en materia de humanización a través del ‘Plan Dignifica’. El director regional de Calidad  y Humanización de la Asistencia Sanitaria, Rodrigo Gutiérrez, justifica estas iniciativas en pos de “equilibrar la relación entre el conocimiento profesional y la angustia del paciente”. “No se puede asegurar un buen resultado, pero hay que ayudarlos en su tránsito por el sistema sanitario”, ha agregado. En una línea muy similar se ha mostrado su homólogo en Castilla y León, José Jolín, para quien la humanización es “una responsabilidad de las administraciones” en la que “la calidad tiene que estar ligada a la calidez”.

El presidente de la Federación Española de Diabéticos (FEDE), Andoni Lorenzo, se ha encargado de aportar al debate la visión de los pacientes, que reclaman su paso “de espectador a actor”. “El modelo sanitario actual no cumple nuestras expectativas porque la relación está desequilibrada”, ha aseverado Lorenzo antes de apostar por cambiar el modelo sanitario hacia  uno orientado a la cronicidad y advertir que “no se puede humanizar en siete minutos, el tiempo por consulta de que dispone un médico de Atención Primaria”.

La mesa ‘Humanización de la asistencia sanitaria. Hacia la decisión compartida’ está encuadrada dentro del V Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria. La cita, celebrada en el Parador de Segovia, está organizada por Sanitaria 2000 con la colaboración de Air Liquide Healthcare, Cardiva, Fresenius Medical Care, General Electric Healthcare, Ipsen, Roche y Sanofi Pasteur MSD.