Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Conocimiento > Gestión

La falta de contrato "debilita" al gerente de hospital

Su secretario general, Mariano Guerrero, critica la libre designación

El secretario general de Sedisa, Mariano Guerrero.
La falta de contrato "debilita" al gerente de hospital
Sábado, 30 de abril de 2016, a las 16:30
El secretario general de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), Mariano Guerrero, ha transmitido a Redacción Médica su convencimiento, desde la organización, de la conveniencia de que se estandarice el uso de contratos de alta dirección con los gerentes de los hospitales en lugar de nombramientos.

Según ha razonado, mientras en éstos el que nombra adquiere un margen de maniobra demasiado ancho con respecto a lo que exige al directivo, en los contratos constan cláusulas que delimitan a la perfección las obligaciones y derechos del gerente como, por ejemplo, el tiempo por el que se le ha encomendado la tarea o la indemnización que recibiría en caso de ser destituido. En definitiva, más seguridad jurídica para estos profesionales, que es la condición que la propia Sedisa reclama, desde su fundación en 2004, como baza fundamental del colectivo al que representa.

“Se trata de una cuestión esencial por cuanto resuelve muchas cosas”, ha apostillado Guerrero, quien ha señalado a problemas que se han dado en el sistema sanitario público a raíz de que el alto directivo fuese designado por medio del boletín oficial del estado (BOE) en lugar de otorgársele una relación contractual como la de cualquier otro trabajador.

La contratación de los gerentes no responde a una quimera porque, de hecho, ha existido en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y persiste pero, de un tiempo a esta parte, los altos mandos hospitalarios han tendido –siempre según Guerrero– a designarse por nombramiento directo sin las garantías que ello supone (entre otras, no tener que ser funcionario o personal estatutario para desempeñar el cargo).

“En la época del Insalud, con Núñez Feijóo, todos teníamos un contrato de alta dirección y ahora se tiende a los nombramientos y eso supone una debilidad para el designado”, ha ratificado.

Sedisa aboga por el directivo profesional cualificado y, a este respecto, el propio Guerrero dirige la petición expresa al Ministerio de Sanidad de que fije un área de capacitación específica que acredite aptitudes y conocimientos para el ejercicio del oficio.