Las residencias exigen "una visión 360º" de Primaria, hospital y pacientes

El XII Encuentro Global de Directiv@s de la Salud aborda el impacto del Covid-19 en las residencias españolas

Félix Rubial Bernárdez; Jesús Cubero Herranz; Jorge Elízaga Corrales; Mercedes Ferro Montiú; Daniel Palacios Martínez; y José María Ruiz de Oña. Abajo, Juan Manuel Fernández.
Las residencias exigen "una visión 360º" de Primaria, hospital y pacientes
¿Hay que medicalizar los centros de personas mayores? Con esta pregunta ha arrancado una nueva mesa de debate del XII Encuentro Global de Directiv@s de la Salud, en la que se ha subrayado la importancia de interconectar el hospital con las residencias de ancianos, bajo la constante mirada de la Atención Primaria.

Este debate, que ha estado moderado por Félix Rubial Bernárdez, director Gerente del Área Sanitaria de Ourense, ha sido organizado por Redacción Médica, contando con el auspicio de la Sociedad Española de los Directivos de la Salud (Sedisa), y el patrocinio de Abbott, Air Liquide Healthcare, Cardiva, Fresenius Medical Care, Gilead y Sanofi.
Jesús Cubero Herranz, secretario general de la Asociación Estatal Servicios Residenciales de la Tercera Edad (Aeste), ha comenzado su intervención destacando que las residencias “están para para cuidar y no para curar, para ello se necesita una atención sanitaria, ya sea en hospitales o en Primaria. Ninguna persona mayor pierde el derecho a ser asistido por el simple hecho de vivir en una residencia”.

En este sentido, Cubero Herranz ha reivindicado una ley de dependencia “real” y con “dotación presupuestaria”. Esto permitiría rediseñar el sistema actual, el cual debe pasar por “una correcta coordinación sociosanitaria, con la participación de Primaria y hospitales”.

“Necesitamos un modelo de diseño 360 grados, en el que se cuente con la opinión de los más mayores, hospitales y Primaria. También se requiere una planificación certera del número de profesionales sanitarios y sociosanitarios que necesita el sistema, así como una financiación adecuada para dar respuesta a las necesidades de los más mayores. Todo esto es posible si se aplica un modelo eficiente, sustentado sobre la colaboración público privada”, ha afirmado.  

La visión del hospital 


Por su parte, Jorge Elízaga Corrales, gerente de Atención Sanitaria de Segovia, se ha centrado en desarrollar como deberían de ser las residencias ideales, y cuál es el papel de la Atención Primaria y hospitales en su coordinación. 

El sector acuerda que las residencias necesita una visión conjunta de Primaria, Hospitalaria y de los pacientes. 

Elízaga ha propuesto establecer un cupo de residencias medicalizadas en aquellas que tiene más de 100 camas, lo cual debería de depender del Sistema Nacional de Salud (SNS). Para ello es necesario “organizar” el sistema mediante “la clasificación de residencias según su capacidad de atención sanitaria. En ese caso, la Atención Primaria juega un papel prioritario”.

A su parecer, esa gestión debe de depender de las Consejerías de Sanidad y del personal perteneciente al área de la residencia, mientras que la interconexión de la historia clínicas y o de receta electrónica debe depender del SNS.

“Se debe promocionar el contacto con el hospital para una correcta continuidad asistencial, apostando por la teleasistencia y la videoconsulta, e incluir los recursos necesarios para atender reagudizaciones sencillas”, ha asentido.

El efecto Covid-19 en las residencias


La visión más cercana y real de como se ha vivido la pandemia del coronavirus la ha aportado Mercedes Ferro Montiú, directora provisional del Centro Sociosanitario Intervenido, recordando que “todos somos corresponsable de lo que ha ocurrido”.

“¿Han fallado las residencias o el conjunto sanitario, social y político? No ha sido suficiente lo realizado hasta ahora. Es mas necesaria mas critica constructiva y mas soluciones. De todos los lados. Cada uno, desde nuestra responsabilidad moral, debemos de hacer un escenario mejor sobre unos pilares que sustente el ámbito residencial, e identifique y coordine la responsabilidad de las administraciones públicas. No somos contrincantes, somos colaboradores”, ha reivindicado Ferro Montiú.

Para ello, ha proseguido, “se deben considerar colaboraciones en términos de igualdad con planes de contingencia adaptados a las necesidades de cada centro. Esto debe de implicar a todos, y debe incorporar la responsabilidad del cuidado profesionalizado a través de la enfermera, que mantendrá una comunicación fluida con el hospital y Primaria. Esta idea es posible a través de modelos plurales, en la que participen las familias”.

Primaria y los centros sociosanitarios


Le ha seguido en su turno Daniel Palacios Martínez, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (Semergen) Madrid, para contextualizar cómo se vivió desde Atención Primaria la pandemia del Covid-19.

“En Primaria la ola del Covid-19 nos ha pillado igual que a los hospitales. El 70 por ciento con patología Covid han sido tratados en esta área, y la mayoría procedía de centros socio sanitarios. Tanto para médicos como para enfermeras abordar esta patología ha sido un reto, por el esfuerzo y por el miedo a contagiarnos. Pero no por nosotros, sino por llevarnos el virus a casa y contagiar a nuestros seres queridos”, ha afirmado Palacios Martínez, recordando que “a pesar de todo eso hemos seguido trabajando”.

Para que esta situación se controle, el especialista ha requerido “más recursos humanos para Primaria y un aumento importante del presupuesto. También se necesita conocer en mayor profundidad las necesidades especificas de los centros sociosanitarios. No es lo mismo una ayuda puntual que una ayuda durante meses o durante años. Tenemos que replantearnos la forma en la que hacemos el trabajo, e igual sería una buena idea implantar las nuevas tecnologías”. 


"Se debe promocionar el contacto con el hospital para una correcta continuidad asistencial, apostando por la teleasistencia y la videoconsulta"


Estrategias a seguir


Por último, José María Ruiz de Oña Lascasta, gerente del Área Integrada de Talavera, reivindicando la necesidad de crear “una integración sociosanitaria como herramienta a la hora de desarrollar y abordar un entorno complejo. Complejo por las personas que están incluidas en él”.

“La toma de decisiones de tipo estructural en situaciones coyunturales de crisis como la actual, quizás no permitan diseñar de forma adecuada una respuesta precisa. Habrá que pensar en el modelo a desarrollar que sea efectivo, más un modelo parcheado y basado en la improvisación”, ha denunciado.

Su solución pasa por seis estrategias para desarrollar un modelo sociosanitario acorde a la realidad actual. Estas se basan, según ha destallado, en los siguientes parámetros:
  1. Una estrategia basada en personas para definir los perfiles sociosonitarios en base a criterios clínicos, funcionales y sociales.
  2. Una estrategia basada en los profesionales, los cuales necesitan determinar un ámbito de competencias y formación específica
  3. Una estrategia basada en las TIC, en la que la información sociosanitaria debe ser compartida y accesible, en base a una historia de salud electrónica que completa los aspectos sociales de personas.
  4. Una estrategia basada en recursos, la cual se debe integra en un centro de otro ámbito social o sanitario. También debe de disponer de las autorizaciones o acreditaciones que, si fuese independiente, se le exigirían.
  5. Una estrategia de coordinación e integración, que permita la necesaria coordinación entre profesionales, recursos y niveles asistenciales.
  6. Una estrategia en el marco legislativo. La legislación vigente debe ser actualizada y completada, para asegura la implantación y desarrollo de un modelo sociosanitario.


Un instante durante el encuentro de este XII Encuentro Global de Directiv@s de la Salud. 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.