23 de julio de 2017 | Actualizado: Domingo a las 10:30
Conocimiento > Gestión

Los desinfectantes usados en los hospitales no eliminan todas las bacterias

Un estudio de la UPV demuestra que pueden permanecer en paredes y otras superficies durante más de 30 días

Las bacterias son responsables de un gran número de brotes epidémicos.
Los desinfectantes usados en los hospitales no eliminan todas las bacterias
Redacción
Jueves, 09 de febrero de 2017, a las 14:10
Según un estudio de la Universidad del País Vasco (UPV), las bacterias de los hospitales pueden permanecer durante más de 30 días en paredes, superficies y material hospitalario y ninguno de los desinfectantes analizados es capaz de eliminar totalmente este microorganismo. La autora del informe, Zaloa Bravo, investigadora en el Departamento de Inmunología, Microbiología y Parasitología de la UPV, señala que esto supone un problema ya que las infecciones adquiridas en el hospital se generan por la alta resistencia a estas bacterias.

En concreto se trata de la bacteria Acinetobacter baumannii, microorganismo responsable de un gran número de brotes epidémicos en los hospitales de todo el mundo, que es capaz de persistir bajo condiciones adversas debido a su sorprendente resistencia a la desecación y a antibióticos y desinfectantes.

Efe recoge que aunque la resistencia de estas bacterias era conocida, la investigadora ha demostrado que "mantiene una gran estabilidad y viabilidad en condiciones hostiles durante periodos de más de 30 días". Por este motivo, hace hincapié en la utilización y la garantía de los métodos de desinfección de los microorganismos en los hospitales.

Ningún método desinfectante

La investigación de Bravo demostró que "ninguno de los desinfectantes estudiados es capaz de eliminar totalmente este microorganismo". La microbióloga asegura también que los microorganismos patógenos en estado Viable No Cultivable (VNC), es decir, que no son capaces de crecer en medios de cultivo tradicionales, generalmente no producen una enfermedad "pero sí retienen la virulencia, y la infección puede comenzar si revierten dicho estado".

Según la investigadora, "ni los desinfectantes ni los métodos de control están funcionando como se esperaba". Por esta razón, Bravo propone que los centros hospitalarios deberían "utilizar otros métodos que detecten viabilidad, como la expresión génica" para determinar si esas bacterias están presentes.