22 de septiembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 18:40
Conocimiento > Gestión

Las consultas sanitarias digitales superarán a las presenciales en 2024

Según los resultados de un estudio del Centro Médico de la Universidad de Rochester

José Ramón González-Juanatey.
Las consultas sanitarias digitales superarán a las presenciales en 2024
José A. Puglisi
Domingo, 07 de mayo de 2017, a las 12:00
Las e-consulta ganan espacio en el sector sanitario. La investigación del Centro Médico de la Universidad de Rochester ha determinado que, para 2024, la mayor parte de los pacientes resolverán sus dudas a través de los canales digitales, mientras que el resto seguirá empleando el modelo tradicional de acudir a los hospitales. Una tendencia que, según indican, se profundizará con el paso de los años.

En concreto, la investigación apunta que, para 2017, 0,06 mil millones de personas usan la telemedicina en Estados Unidos, mientras que 0,98 mil millones acuden a los centros de salud para tratar con su profesional sanitario. Una tendencia que se invertirá en el año 2024, cuando la telemedicina sumará un total de 0,74 mil millones de usuarios, frente a los 0,69 mil millones de pacientes que seguirán empleando el mecanismo tradicional.

La investigación considera que no se trata de un factor puntual. De ahí que, para 2025, pronostica un significativo aumento de la tendencia, lo que llevaría a que los usuarios de la telemedicina asciendan a los 1,15 mil millones de pacientes, una tasa muy superior a los 0,6 mil millones de personas que aún mantendrán su visita presencial. Una tendencia de la que se muestra muy optimista el jefe del servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, José Ramón González-Juanatey.

González-Juanatey precisa a Redacción Médica que “el protagonismo de las consultas digitales es fundamental en España y debería llegar antes de 2024, al menos en aquellas comunidades autónomas en las que están más avanzados los esfuerzos de las historias clínicas únicas”.  En este sentido, apunta que se trata de “una herramienta de gran potencial para descargar al sistema, fomentar la relación entre los diversos servicios y reducir el número de pruebas innecesarias que se realizan en los hospitales”.

Su experiencia profesional, en Galicia, le permite asegurar que “las consultas digitales son ideales en el área de la Cardiología”. No por casualidad apunta que “es un canal que permite resolver las dudas de los pacientes hasta en un 40 por ciento, ya que en su mayoría están vinculadas con dudas con los electrocardiogramas o con la historia clínica”.