Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Conocimiento > Gestión

Informar a los familiares del paciente por SMS ya no es ciencia ficción

Hospitales públicos constatan que es posible aprovechar esta tecnología en operaciones quirúrgicas

Exteriores del Hospital Parc Taulí.
Informar a los familiares del paciente por SMS ya no es ciencia ficción
Redacción
Jueves, 03 de mayo de 2018, a las 13:50
La sanidad española, puntera en múltiples facetas, por fin ha entrado en el siglo XXI en cuanto a aprovechar una tecnología tan asimilada por la sociedad como es el SMS (Short Message Service), lo que viene siendo el mensaje de teléfono móvil de toda la vida.

Hospitales de varias regiones de España ya informan a los familiares de los pacientes sobre el comienzo y finalización de una operación quirúrgica. Incluso puede haber un tercer SMS con el número de cama y planta en la que el paciente se vaya a recuperar tras la intervención.

Evitar tiempo perdido y angustia en salas de espera

Galicia ha sido un autonomía pionera en este sentido, implantando este sencillo procedimiento en varios hospitales de su red pública como el de Santiago de Compostela (CHUS), el Álvaro Cunqueiro y el Meixoeiro de Vigo. Ahora se ha unido Cataluña, que ya goza de este servicio en el Hospital Parc Taulí de Sabadell.

El objetivo que ha llevado a estas administraciones sanitarias a emprender esta iniciativa es reducir parte de la angustia que sufren los familiares y acompañantes y evitar estancias innecesarias en la sala de espera del hospital.

Cómo se envían los SMS

Los mensajes son enviados desde un ordenador en el quirófano, por lo que la comunicación entre el equipo quirúrgico y la familia es ágil. El personal autorizado para enviar este SMS solamente tienen que introducir el número de contacto facilitado por el acompañante y escoger el tipo de mensaje que va a enviar sobre unas plantillas preestablecidas.

Ahora que parece que la sanidad española ya controla el uso del SMS, solo queda imaginar qué podría hacer con 'otras formas de vida inteligente' como el WhatsApp o Facebook.