20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Google quiere registrar quién y para qué consulta tu historia clínica

La compañía DeepMind trabaja en una base de datos que avise de cualquier consulta o uso de información determinada

DataMind fue adquirida por Google en 2004.
Google quiere registrar quién y para qué consulta tu historia clínica
dom 26 marzo 2017. 13.00H
Olga Rodríguez
La compañía de inteligencia artificial DeepMind, adquirida por Google en 2004, trabaja en un registro de historias clínicas que permitirá consultar quién y para qué uso ha leído un historial médico. El sistema de registros tiene por nombre Verifiable Data Audit (auditoría verificable de datos) y permitirá, en su desarrollo final, ver en tiempo real las consultas que se producen.

Las primeras versiones de la herramienta, que estarán listas a lo largo de este año, según DeepMind, se probarán con la colaboración de hospitales con los que DeepMind ya tiene acuerdos, como el Hospital Royal Free de Londres. La compañía explica que de esta manera “nuestros socios pueden ver en todo momento qué estamos haciendo con los datos”.

Desde la subsidiaria de Google, explican que los usuarios son cada vez más conscientes de los datos que exponen pero además “quieren estar seguros de cómo se están utilizando”. Por esa razón, la compañía irá explicando el proceso de desarrollo de Verifiable Data Audit, para “ganar la confianza” de los usuarios y destacan que “no es solo cuestión de cómo se almacenan los datos sino también de qué uso se les da”.

Estructura blockchain

Los desarrolladores explican que el registro comparte algunas propiedades con otros proyectos 'blockchain' como Bitcoin. En este sentido, el sistema de DeepMind para las historias clínicas solo puede añadir registros y no eliminarlos. De esta forma, la compañía asegura que "una vez se ha registrado un uso de algún dato de la historia clínica, es imposible borrarlo".

Sin embargo, difiere de la estructura 'blockchain' porque "no necesita que cada registro tenga una verificación por parte de un grupo de expertos". Según DeepMind, su herramienta "cuenta con la participación de hospitales o instituciones nacionales que dan veracidad a cada uno de los registros incorporados a Verifiable Data Audit".

Tres retos en el futuro

Como la compañía se ha comprometido a explicar todo el proceso de desarrollo de esta herramienta que servirá en un futuro a centros médicos y a pacientes, en este momento, han publicado los tres grandes retos que deben resolver: asegurarse de que no existen espacios "ocultos", habilitar distintos usos para distintos grupos y por último descentralizar los datos y registros sin dejar espacios en blanco.

En primer lugar, DeepMind deberá comprobar que todos los registros de consulta y uso de datos quedan registrados en la herramienta. De no ser así, "el concepto cae por sí solo", explican. El objetivo es que ningún "software secreto" interactúe sin ser reconocido por el registro original.

Además, la compañía reconoce que hospitales y pacientes no van a dar el mismo uso a sus historiales clínicos, por eso, deben habilitar su herramienta a diferentes grupos "con diferentes intereses o capacidades de lectura". Esto último, hace referencia a la lectura de algoritmos por parte de un ordenador, imposible, por otra parte, para los pacientes que "quizá no tienen el mismo permiso para consultar algún tipo de información".

Finalmente, los desarrolladores consideran un problema "mover datos de un dispositivo a otro" y ponen el ejemplo de que en el Reino Unido, lugar de origen de la mayoría de sus 'partners', no existe una "base de datos única con datos de pacientes identificados". Por esa razón, DeepMind deberá poner todo su esfuerzo en que la información no "sea alterada" cuando se traslade de "una base de datos a nuestra herramienta".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.