Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Conocimiento > Gestión

Domínguez anuncia unidades de gestión clínica "premiadas por resultados"

Urge a que una ley impida los directivos nombrados 'a dedo'

El consejero de Salud de Navarra, Fernando Domínguez, entre Esteban Imaz y Alfredo Milazzo.
Domínguez anuncia unidades de gestión clínica "premiadas por resultados"
Miguel Fernández de Vega
Jueves, 15 de septiembre de 2016, a las 21:40
El consejero de Salud de Navarra, Fernando Domínguez, se ha muestro dispuesto a crear unidades de gestión clínica en los hospitales “premiadas en función de sus resultados” ya que –ha expuesto– sirven para comprometer a los profesionales sanitarios con el coste de los procesos y hacerles partícipes del sostenimiento del sistema.

“Es necesario promover una conciencia de coste también en el profesional sanitario, principal proveedor y dispensador de servicios, ya que los cambios más profundos y duraderos en la mejora de los procesos se producen cuando existe autocontrol y hay transferencia del riesgo de los costes y del resultado al responsable de los procesos”, ha justificado.

Asimismo, el titular del departamento de salud navarro ha instado a las administraciones públicas a favorecer un cambio de ley que acabe con los nombramientos ‘a dedo’ de los gestores y directivos de la salud, problema fundamental, en su opinión, para desbloquear la gobernanza del sistema sanitario público.

De izq. a dcha.: el secretario de PSN, Esteban Ímaz; el consejero de Salud de Navarra, Fernando Domínguez; el presidente de la Fundación Ad Qualitatem, Alfredo Milazzo; la vicepresidenta de PSN, Carmen Rodríguez, y el secretario general técnico de Ad Qualitatem, Joaquín Estévez.


“No es fácil dar con un gestor para un hospital comarcal, por ejemplo; pero queremos que las convocatorias sean públicas, se presente quien quiera y no sea una designación directa, pero no es sencillo hacerlo”, ha explicado.

Esteban Imaz abre el turno de palabra en el foro junto con el consejero y el presidente de la Fundación Ad Qualitatem.


En este contexto, Domínguez ha hecho mención de una reforma de la función pública que aumente el rendimiento de los profesionales pero haciéndolo con suma prudencia, pues “no se puede aumentar la jornada laboral, por ejemplo, obligando a los sanitarios a estar más tiempo en los hospitales en lugar de convencerlos para  que trabajen mejor”.

1.544 euros por paciente para la sanidad navarra

El consejero navarro, que ha hecho estas declaraciones durante un foro organizado por la Fundación Ad Qualitatem y Previsión Sanitaria Nacional (PSN) en Madrid, ha alertado además de las dificultades presupuestarias que esperan a los gobiernos autonómicos en los próximos años, y ha subrayado que, en el actual ejercicio, el de Navarra ha destinado 988 millones de euros a la sanidad a razón de 1.544 euros per cápita, lo que equivale a un porcentaje “importante” de los 4.000 millones de que ha dispuesto el Ejecutivo en este caso.

José Soto, gerente del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, y Alberto Sánchez, gerente regional de Relaciones Institucionales de Amgen. A la dcha., Joaquín Estévez y Jesús María Fernández, diputado del PSOE por Navarra.


Domínguez se ha referido, por otra parte, a la unificación de hospitales y servicios en la comunidad autónoma como medida que dé resultados de coste-eficiencia, y ha hecho alusión a las políticas de riesgo compartido como otra de las áreas de trabajo de la Consejería que lidera.

De izq. a dcha.: Esteban Imaz; Saray García, de Relaciones Institucionales-Zona Norte de Lilly; el consejero de Salud de Navarra, Fernando Domínguez; Nuria Garrofé, gerente regional de Relaciones Institucionales de Astellas; y Alberto Sánchez.


Asimismo, ha señalado a una reforma de los sistemas de evaluación y a una potencial transferencia de riesgo financiero a los profesionales, o, en todo caso, crear unidades de gestión clínica que reciban más o menos dinero en función de su rendimiento.

Pacto de Estado por la Sanidad sin demora

Por último, Domínguez ha justificado la necesidad de un Pacto de Estado por la sanidad que cambie su papel en el debate político de manera que no se utilice como arma electoral. “Un trabajo mal hecho en materia de sanidad va a contribuir a perder unas elecciones y para evitar esa dependencia política urge alcanzar un Pacto de Estado; estamos en el momento de reevaluar e innovar para transformar el sistema”, ha enfatizado.

Joaquín Estévez; María Fernández y Alberto Sánchez (ambos de Amgen) y José Antonio Moreno Ruiz, presidente de Ghisa.