27 de junio de 2017 | Actualizado: Martes a las 19:00
Conocimiento > Gestión

Andalucía y Extremadura trazan un plan ante la masiva jubilación en sanidad

Directores generales debaten sobre los retos y desafíos de la organización sanitaria

Sentados, Luis Tobjas y Dámaso Villa. Y de pie: Manuel Romero, Celia Gómez y Juan Tomás García, moderador de la mesa y director general de Asistencia Sanitaria y Resultados en Salud del SAS.
Andalucía y Extremadura trazan un plan ante la masiva jubilación en sanidad
Leire Sopuerta
Joana Huertas
Sábado, 24 de septiembre de 2016, a las 12:30
El Encuentro de Directivos de la Salud de Andalucía-Extremadura que organiza Sanitaria 2000, con el auspicio de Sedisa, ha analizado la realidad sanitaria de ambas comunidades autónomas, sus retos, sus desafíos y el papel de los profesionales. En este sentido, se ha coincidido que afrontar el necesario relevo generacional del sistema sanitario, debido al elevado número de jubilaciones que se van a efectuar, y conseguir hacer atractivos los puestos de zonas rurales son dos desafíos en los que ya trabajan.

Los problemas de plantillas que soportan los sistemas sanitarios y la experiencia de fusionar dos hospitales, temas a debate.

El papel de la Atención Primaria y la integración de niveles asistenciales, retos presentes con proyección en el futuro.


Respecto al primer asunto, el envejecimiento del personal sanitario y las masivas jubilaciones a las que se enfrentan han coincido en estar trabajando en planes concretos para intentar solucionar las consecuencias que ello conlleva, sin dar apenas detalles de en qué consistirán.

Desde Extremadura se ha mostrado la “preocupación” existente por la baja tasa de reposición, por lo que “estamos francamente asustados”, especialmente en Atención Primaria. En esta área asistencial, como ha explicado el propio gerente del Servicio Extremeño de Salud, Ceciliano Franco, durante el turno de preguntas,  “hemos aplicado parches aumentando la edad de jubilación a los 67, a pesar de la oposición social”. A esta medida se sumarán nuevas, porque como ha adelantado “alguna solución tenemos y las anunciaremos”.
 
También en Andalucía tienen el mismo problema. “Hay que aprender a gestionar este problema porque un tercio  de nuestra plantilla es mayor de 65 años y tenemos que hacer algo”, ha afirmado Celia Gómez, directora general de Profesionales del SAS. Sin querer desvelar ese ‘algo’, solo ha adelantado que “hay que pensar en el reemplazo y en la pérdida de conocimiento que se nos va”.

De igual manera, Gómez ha asegurado que en Andalucía estudian "buscar elementos que permitan que estar en una plaza de una zona alejada durante un largo tiempo implique una recompensa, en modo de carrera profesional, por ejemplo".

Una línea de trabajo marcada también en Extremadura, especialmente en el ámbito de Primaria, donde se apuesta por incentivos económicos, pero también por el acceso a las nuevas tecnologías, la historia clínica electrónica, o la investigación para que los los profesionales que trabajan en esas zonas alejadas, ha explicado Luis Tobajas, director general de Planificación, Formación y Calidad Sanitarias y Sociosanitarias de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de Extremadura.

En su intervención, Tobajas se ha mostrado firme defensor de que los sistemas orientados a la Atención Primaria "ofrecen mejores resultados en salud con mayor sostenibilidad y un menor coste", de ahí -ha dicho- que Extremadura dedique a este nivel asistencial "más de un 16 por ciento de su presupuesto".También ha apostado por potenciar el papel de la Enfermería porque "tiene mucho recorrido y hay que apostar por ello".

Asimismo ha realizado una reflexión. "Invertimos más del 90 por ciento del presupuesto en el sistema sanitario, cuando apenas influye en nuestra salud. Lo que realmente es bueno para la salud es adquirir unos hábitos de vida saludable, y el modelo que tenemos es asistencialista, cuando debemos ir a uno preventivista, que promocione la salud y prevenga la enfermedad".

De igual manera, ha animado a los médicos a cambiar el 'chip' porque "se sienten muy agusto prescribiendo recetas, pero no basta, hay que empatizar con el paciente, entenderle e implicarle en su cura".

Manuel Romero, director gerente de los Hospitales Virgen de la Macarena y Virgen del Rocío de Sevilla; Celia Gómez, directora general de Profesionales del SAS; Juan Tomás García, moderador de la mesa y director general de Asistencia Sanitaria y Resultados en Salud del SAS; Luis Tobajas, director general de Planificación, Formación y Calidad Sanitarias y Sociosanitarias de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de Extremadura; y Dámaso Villa, gerente del Área de Salud de Badajoz.


Integración Primaria-Hospitalaria

Por su parte, Dámaso Villa, gerente del Área de Salud de Badajoz, ha introducido en el debate la integración entre Primaria y Hospitalaria. Poniendo de ejemplo a su comunidad, ha asegurado que la integración en el área de cuidados paliativos es "alta", como lo es también con salud pública.

Menos arraigada está en Psiquiatría, donde la integración Primaria-Hospitalaria es solo "aceptable". "Las que no están nada conectadas, sino que están absolutamente separadas son Medicina de Familia y Medicina Interna y se ha preguntado, ¿deberían ser una solo especialidad para potenciar la integración?

La intervención de Manuel Romero, director gerente de los Hospitales Virgen de la Macarena y Virgen del Rocío de Sevilla, ha detallado el proceso de fusión de los hospitales Virgen de la Macarena y Virgen del Rocío de Sevilla. Un proceso en el que el objetivo primordial era "implicar a los profesionales". Por eso, están dentro de las máximas unidades del hospital y participan en la toma de decisiones".

"Se ha pasado por momentos de confusión, incertidumbre y un largo proceso de adaptación, tras la fusión" pero lo importante "no es tener un cronograma definido", sino "mejorar la sostenibilidad, la accesibilidad, el desarrollo profesional, porque si no no vamos a crear un modelo de éxito que pueda perpetuarse". La excelencia es su meta por lo que Romero quiere que "aquellas unidades que hacen cosas especialemnte buenas, animen al resto de profesionalesa seguir su camino". Y ha terminado su intervención con una frase de Steve Jobs, "Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan qué tenemos que hacer".



Imagen de la sala en la que se celebró el A Fondo titulado: Andalucía y Extremadura, dos realidades sanitarias.