17 feb 2019 | Actualizado: 19:00

MIR 2019: ¿apoya la estadística responder 'a voleo' preguntas dudosas?

En Redacción Médica preguntamos a un experto si interesa jugársela o no en el examen del próximo sábado 2 de febrero

El MIR 2019 es el más disputado de los últimos 6 años.
MIR 2019: ¿apoya la estadística responder 'a voleo' preguntas dudosas?
dom 27 enero 2019. 12.00H
El examen MIR 2019 está a la vuelta de la esquina. En tan solo una semana unos 15.475 aspirantes se presentarán a la prueba más disputada de los últimos seis años. El nerviosismo, la angustia o la desesperación por conseguir una anhelada plaza será lo que padecerán los futuros médicos el próximo sábado 2 de febrero. Tocará jugársela a una carta o, mejor dicho, a una sola respuesta válida de las cuatro opciones que se dan en cada pregunta. Por lo tanto, ¿merece la pena arriesgarse en el MIR? ¿Ante la duda: dejar en blanco e ‘echar la quiniela’?

La respuesta es sencilla. Todo depende de la situación en la que se encuentre el o la aspirante a la prueba MIR 2019. Así lo ha expresado un estadístico, autor del perfil tuitero @picaranumeros, consultado por Redacción Médica. Los exámenes tipo test son las pruebas más odiadas por la mayoría de los estudiantes, aunque hay quien los defiende por el factor suerte a la hora de elegir la respuesta correcta. Pero, ¿en el MIR se puede alguien lanzar a contestar sin tener mucha seguridad?

Según nos ha detallado el estadístico, “hay una fórmula que permite calcular las probabilidades de sacar cada nota que consideres en el MIR, pero no hay ninguna que te diga cuánta vas a sacar con seguridad si haces una quiniela. Todo son probabilidades”.

Se pueden hablar de varios escenarios. Por un lado estaría aquel o aquella que no tiene duda y responde con seguridad a todas las preguntas. Tal y como ha explicado a este médico el experto, otra de las situaciones sería en la que la persona se sabe muy pocas respuestas, o no tiene las suficientes para aprobar, por lo que ahí sí que vale la pena arriesgarse y responder a todas las posibles. Y en tercer lugar, estaría otro escenario en el que el/la aspirante sabe las preguntas necesarias para aprobar el examen pero camina en ‘la cuerda floja’, con lo cual en esta tesitura no merece la pena jugársela o lo que es lo mismo: es mejor responder a aquellas preguntas que se saben.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.