Con un sueldo medio de más de 17.000 euros, la declaración les saldrá 'a pagar', incluso al aplicarse ayudas autonómicas

Los MIR con el bono alquiler del Gobierno pagarán casi 600 euros a Hacienda
Raquel Sánchez


27 ene 2022. 09.00H
SE LEE EN 4 minutos
POR ELENA GONZÁLEZ
El bono de 250 euros al alquiler que concederá el Gobierno a los jóvenes esconde ciertos 'peros' en la letra pequeña. En el caso de los MIR, con un salario medio de 17.125 euros brutos al año, la solicitud de estas ayudas puede obligarles a pagar hasta cerca de 590 euros al hacer la declaración de la Renta

Cerca del 40 por ciento de los 70.000 personas a las que espera beneficiar este bono deberán declararlo como ayuda estatal en la Renta de este año, al superar los 22.000 euros de renta o los 14.000 euros, en caso de dos pagadores, o cuando la cuantía de la subvención supere los 1.000 euros anuales. Por tanto, bastaría con recibir el bono durante 4 meses para estar obligado a hacer la declaración y que esta salga "a pagar" en el caso de los MIR.

De no acogerse a este programa, la declaración quedará con un sistema de retenciones a 0, por lo que solo interesará presentarla si les sale a devolver al tener deducciones como el hecho de estar casado , tener hijos o discapacidad. 
 
Si se percibiera el bono durante un año, el total de la cuantía ascendería a 3.000 euros. Teniendo en cuenta la base liquidable de 12.835 euros que correspondería al sueldo de un residente de primer año y la cuota íntegra estatal y autonómica de 1.403 euros,  incluido el efecto del Mínimo personal, los MIR tendrían que abonar un total de 589,30 euros a las arcas del Estado, siempre y cuanto ya llevaran tiempo alquilados. 


El importe, realizado con la escala de gravamen estatal, podría variar al aplicar las escalas propias que tienen las comunidades autónomas, según explica a Redacción Médica,  José María Mollinedo, secretario general de los Técnicos de Hacienda (Gestha).


¿Y si alquilo por primera vez?


La cuantía también dependerá del tiempo de arrendamiento. Si se trata de un nuevo alquiler, habrá que aplicar una deducción autonómica a los jóvenes, que oscilará entre el 5 y el 30 por ciento por ciento, con un máximo deducible entre 300 y 1.200 euros, siempre que se cumplan unos requisitos y unos límites máximos de las bases liquidables declaradas. 

Poniendo como hipótesis, una deducción media del 15 por ciento, limitada a un máximo de 450 euros, el aumento en el IRPF y por tanto el aumento de la cuota íntegra será de 139,30 euros. En estos supuestos se englobarían, por ejemplo, aquellos MIR que acaban de independizarse o los que realizan su residencia en otra provicia distinta. 

Al tratarse de un impuesto progresivo, a medida que aumente la retribución de los R1, por ejemplo hasta los
30.700 euros brutos anuales con unas 80 horas de guardias, mayor será la cantidad a computar por esos 3.000 euros de ayuda al alquiler y mayor la cuantía a abonar en la declaración. 

Así, tanto los ingresos, como el lugar de residencia y el tiempo que lleven de alquiler será lo que determine el importe que deberán pagar los MIR en una horquilla de entre 139 y 590 euros. 

"Al ser una ayuda que tributa se incorpora al resto de rendimientos de esa persona. Si el tipo impositivo es más alto, la cantidad resultará mayor al no aplicarse retenciones", detalla Mollinedo. Para que dichas subvenciones  públicas no tributaran sería necesario que, al crearlas, se estableciera una cláusula de exención para determinados supuestos. Algo que no ocurre en el Real Decreto 42/2022 de 18 de enero, aprobado este mes por el Consejo de Ministros. Una posible alternativa, señala el portavoz de Gestha sería la modificación de la Ley de Renta de cara a la reforma fiscal. 

Sobre la renta de emancipación, el colectivo de técnicos ya pidió a la entonces ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, que este tipo de ayudas a personas jóvenes, con discapacidad o colectivos vulnerables, estuviesen "todas exentas" y se estableciese "un importe medio menor". "Si esta tributación les resulta a pagar casi 500 euros, esa persona podría recibir en vez de 3.000 euros, 2.500". De esta forma, los 200 millones de euros atribuidos a este programa de ayuda al alquiler llegaría a más jóvenes. 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.