Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Conocimiento > Formación

Las universidades 'excelentes' tienen grado de Medicina

La encuesta de la CNCP ha medido la aceptación de las instituciones académicas y sus cambios recientes

Tabla comparativa de las universidades "excelentes", según la CNCP.
Las universidades 'excelentes' tienen grado de Medicina
Redacción
Miércoles, 07 de septiembre de 2016, a las 09:30
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha evaluado cómo los ciudadanos y mercados valoran las competencias y regulaciones realizadas dentro de las universidades públicas. Con un total de 605 respuestas provenientes de estudiantes universitarios, docentes, administradores, empresarios no educativos y particulares, se ha realizado una calificación de cuáles son las universidades “excelentes” de España, siendo un factor común la presencia de facultades de Medicina entre las más destacadas.

El liderazgo ha recaído en la Universitat Pompeu Fabra, quien ha obtenido un 81,5 por ciento. Le ha seguido la Universidad Carlos III Madrid con 77,8 por ciento, siendo esta la única del ‘top 5’ que carece de facultad de Medicina. A diferencia de lo que ocurre con la Universidad Autónoma de Madrid (61,9 por ciento), la Universidad Rey Juan Carlos I (55 por ciento) y la Universidad Complutense de Madrid (52 por ciento).

En términos generales, la valoración media de todas las universidades de España obtuvo 2,48 puntos de los cinco evaluados, por lo que se evidencia que la valoración general de las universidades es mejorable. Desde la CNMC se aclara que los estudiantes son más críticos que los profesores y gestores de las universidades.

No obstante, llama la atención la insatisfacción de la empresa, particularmente en lo que respecta a su valoración de la contribución de la universidad a la innovación. De ahí, que la puntación obtenida en el estudio por la investigación sea de 2,47 puntos, ligeramente peor que la obtenida por la docencia (2,69 puntos).

Sin embargo, no todos los aspectos han sido valorados negativamente. En el estudio se destaca el respaldo a la competencia en la colaboración con empresas (3,84 sobre 5), la introducción de incentivos para captar a los mejores estudiantes (3,66) y un marco más ágil para que las titulaciones se adapten a necesidades cambiantes (3,60).

También existe un amplio apoyo (4,33 sobre 5) a la evaluación a las universidades a partir de múltiples criterios, que podrían incluir la producción científica e investigadora (valoración de 4,16 sobre 5), la calidad docente y satisfacción del alumnado (4,14) y la inserción de los egresados en el mercado laboral (4,14).