Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:30
Conocimiento > Formación

Las facultades privadas, sin prioridad para hacer prácticas en la pública

La implementación del RD 420/2015 en la Comunidad Valenciana se pone del lado del CEEM

Los consejeros de Sanidad y Educación, Carmen Montón y Vicent Marzà, junto a Esteban Morcillo, de la Conferencia de rectores de las universidades públicas; y Andrea García del CEEM.
Las facultades privadas, sin prioridad para hacer prácticas en la pública
José A. Puglisi
Martes, 31 de mayo de 2016, a las 17:30
La Comunidad Valenciana reorganiza sus prácticas clínicas. Desde la Generalitat se ha apostado por dar prioridad a la formación sanitaria pública al momento de cumplir con lo establecido en el Real Decreto 420/2015, que establece, entre otros aspectos, que un hospital universitario solo podrá estar vinculado por concierto con una universidad para impartir formación en una misma titulación. En este sentido, se ha establecido que los alumnos de universidades privadas que inicien sus estudios a partir del curso 2016-2017 no podrán hacer las prácticas en hospitales de la red pública.

La medida, que afectará principalmente a la Universidad Católica San Vicente Mártir y a la Universidad CEU Cardenal Herrera, obligará a ambos centros a llegar a un acuerdo con las facultades públicas en caso de requerir los servicios públicos de sanidad para la formación de sus alumnos. A pesar de que, según ha precisado la Generalitat, la norma no aplica a quienes ya están matriculados en los grados sanitarios, sí lo hará a quienes se inscriban a partir del próximo año.

La implementación del Real Decreto no debería perjudicar especialmente a la facultad de la Universidad Católica San Vicente Mártir, ya que sus alumnos realizan prácticas en dos hospitales privados (Hospital de Manises y Hospital de la Ribera) y uno público (el Hospital Arnau de Vilanova). Una situación más compleja es la que atraviesa la facultad de la Universidad CEU Cardenal Herrera, ya que sus prácticas se realizan en el Hospital de Castellón, que comparte con la Universidad Jaume I. En este sentido, requerirá de un acuerdo con la universidad pública para garantizar su permanencia en dicho centro de salud.