20 de agosto de 2017 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Conocimiento > Formación

La Universidad de Málaga recula en su idea de dar cobijo a la pseudociencia

El I Encuentro sobre Autismo tenía previsto ofrecer terapias pseudocientíficas en la Facultad de Derecho

Cartel del I Encuentro sobre Autismo.
La Universidad de Málaga recula en su idea de dar cobijo a la pseudociencia
Marc Cebrián
Viernes, 28 de julio de 2017, a las 16:00
La Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga tenía previsto acoger el I Encuentro sobre Autismo para tratar este trastorno neurológico desde terapias pseudocientíficas pero que por la presión recibida por la Confederación de Autismo España (FESPAU) ha decidido cancelar el evento.

Este evento citaba a los interesados los días 14 y 15 de octubre en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de Málaga para exponer tratamientos alternativos a los Trastornos del Especto Autista (TEA). Según fuentes cercanas a la Gerencia de la Facultad consultadas por Redacción Médica han explicado que la propia dirección de UMA ha reculado y ha decidido cancelar la gestión con la que cedía sus instalaciones para acoger estas jornadas.

Preguntados sobre cuáles eran los motivos para acoger terapias alternativas a la Medicina, han sugerido que la Facultad dispone de espacios que alquilan a instituciones, organismos, empresas y departamentos que pueden ser ajenas o del propio centro. Una decisión que contrasta con la postura del Centro Lycaena, la empresa organizadora del evento que, a principios de esta semana todavía seguía con la venta de entradas al evento citando a los asistentes en el Aula Magna de la Facultad de Derecho.

En la Asociación de Autismo de Málaga trabajan ofreciendo información y apoyo psicológico a padres de niños autistas, así como con terapias probadas por la Medicina tradicional a los niños que padecen de TEA. A pesar de que el diagnóstico puede causar "desesperación" en los padres, Noelia Moreno, una de las psicólogas especializadas de la asociación, asegura que cuando se dé un caso de TEA "hay que empezar cuanto antes la terapia", ya que es algo que afecta al ciclo vital del niño.

Una voz que se suma a la de otras fuentes médicas que afirman que las prácticas que llevan a cabo este tipo de pseudomédicos quedan al margen del código deontológico de la Medicina Tradicional, que sí tienen probada la efectividad de sus terapias.