Médicos y enfermeros piden extender la medida a nivel nacional tras el fallo de la Justicia en algunas CCAA

Frente común para equiparar el sueldo de MIR y EIR con los estatutarios
Manuel Cascos y Guillermo Llago.


11 jul 2021. 18.00H
SE LEE EN 4 minutos
Lograr una mejora salarial y de condiciones laborales. Esa es la gran pretensión de los MIR y EIR, un colectivo en formación que presta servicios sanitarios en un régimen distinto al del personal estatutario. En concreto, la situación del personal en formación está regulada por el Real Decreto 1146/2006. Una norma que para médicos y enfermeros está "obsoleta" y "no responde a las necesidades actuales" de estos profesionales. No obstante, estos trabajadores en formación no aspiran únicamente a igualar el sueldo al de sus compañeros que son personal estatutario, sino en mejorar las condiciones salariales en ambos casos.

La reivindicación de ambos colectivos se avivaba a raíz del fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana a favor del Sindicato de Enfermería y su demanda sobre el incumplimiento salarial contemplado en dicho RD por parte de la Consejería de Sanidad de esta comunidad autónoma. En concreto, el sindicato criticó que no se abonara el sueldo y complemento de formación de residentes en una "cuantía equivalente a la asignada, en concepto de sueldo base al personal estatutario", lo que supondría un 2,3 por ciento más de lo que perciben los sanitarios en formación en la actualidad. Ahora, tanto el sindicato de Enfermería como el de Medicina quieren que esta medida se haga extensible a nivel nacional, con equiparación salarial tanto para los EIR como los MIR. 

A este respecto, desde Satse sostienen que las condiciones labores y salariales de las enfermeras y enfermeros internos residentes deben ser mejoradas porque consideran que “no es justo ni razonable que estén cobrando en torno a 1.000 euros al mes” por la labor que realizan en los centros sanitarios al tiempo que completan su periodo de formación en la especialidad correspondiente. La organización sindical insiste en que, además son profesionales que, en muchos casos, han tenido que dejar su lugar de residencia con los consiguientes gastos adicionales (desplazamiento, alojamiento…) que tienen que hacer frente con salarios “mileuristas”.

Por ello, Enfermería reclama la modificación del Real Decreto 1146/2006, de 6 de octubre, por el que se regula la relación laboral especial de residencia para la formación de especialistas en Ciencias de la Salud para que se mejoren las condiciones laborales y retributivas de estos profesionales sanitarios. “Entendemos que deben existir unas condiciones mínimas de obligado cumplimiento para todas las administraciones sanitarias en el conjunto del Estado y así asegurar que estos profesionales desempeñan su labor asistencial y formativa en condiciones dignas”, reivindican.

Para Satse, la cuestión primordial no es equiparar los sueldos de los EIR con los de compañeros y compañeros que son personal estatutario, sino mejorar sus condiciones salariales en ambos casos. “Distan mucho de ser las que les corresponden por su trabajo, esfuerzo y dedicación dentro de nuestro sistema sanitario”, concluyen. 


Equiparación salarial, aunque con 'peros'


El sector médico también da su visto bueno a la equiparación de salarios, aunque con ciertos ‘peros’. En este sentido, temen que la Administración haga una doble lectura al incrementar las pagas pero prorratearlas finalmente en el sueldo. De esta forma, a efectos prácticos, la cuantía anual de un MIR, sin complementos, permanecería invariable.

Más que un incremento, sería una victoria “pírrica”, opina Guillermo Llago, portavoz de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (Cesm) en la Comunidad Valenciana. "Si en vez de pagar 12 nóminas más dos extraordinarias en cómputo total se redistribuyen esas cantidades al final no hacemos nada", explica. 


"Si en vez de pagar 12 nóminas más dos extraordinarias en cómputo total se redistribuyen esas cantidades al final no hacemos nada"


Desde el sindicato, no solo respaldan las reivindicaciones de Satse, sino que se muestran “totalmente de acuerdo” en hacerla extensible de forma general a los residentes de Medicina. Aún así, aclaran, no se trata de una “equiparación total con el personal estatutario” sino en determinados contextos retributivos. 
De hecho, están dispuestos a recurrir la sentencia tanto si el incremento prometido no existe una vez ejecutada la norma como si la Justicia no extiende dicha medida a todos los residentes. "Es un conflicto colectivo. Me da igual que sean psicólogos, médicos o enfermeros", argumenta Llago, a favor de igualar salarios en todas aquellas profesiones amparadas en el mismo Real Decreto. El sindicato espera tener algo en firme “para después del verano” y así tomar las medidas oportunas en consecuencia. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.