17 de agosto de 2017 | Actualizado: Jueves a las 15:00
Conocimiento > Formación

Estos son los 3 casos en los que el MIR puede suspender la residencia

Varios tutores de diferentes hospitales universitarios explican estas situaciones

Un sanitario camina por el pasillo de un centro hospitalario.
Estos son los 3 casos en los que el MIR puede suspender la residencia
Jesús Arroyo
Jueves, 27 de julio de 2017, a las 11:30
Es un porcentaje ínfimo pero existen aquellos casos de residentes MIR que suspenden su estancia una vez finalizado el proceso de formación. Así lo reconocen diferentes tutores consultados por Redacción Médica que explican que “esos casos concretos no son la norma cotidiana entre los miles de residentes que se distribuyen por todos los hospitales españoles, pero existen”.

En total, según la normativa del sistema de evaluación de la formación MIR, son tres los casos concretos entre los que el Comité de Evaluación de cada hospital debe elegir para alegar una atribuir una “evaluación negativa del residente”. Así, el primer caso se refiere a la falta de conocimientos o insuficiente aprendizaje susceptibles de recuperación. Por ello, se establecerá una recuperación específica y programada que el Especialista en formación deberá realizar dentro de los tres primeros meses del siguiente año lectivo. En este caso, el contrato se prorrogará, inicialmente, por tres meses, quedando supeditada su prórroga anual al resultado de la evaluación.

El segundo supuesto es el único que comprende la rescisión directa del contrato del MIR. Este hecho se refiere no solo a las faltas de asistencia de forma reiteradas no justificadas, sino que por notoria falta de aprovechamiento o insuficiente aprendizaje no susceptibles de recuperación la Comisión Evaluadora puede despedir al sanitario en formación

El tercer supuesto, se refiere a períodos prolongados de suspensión del contrato, por incapacidad laboral transitoria u otras causas legales de imposibilidad de prestación de servicios superiores al 25 por 100 de la jornada anual. En este supuesto, la Dirección General de Ordenación Profesional, podrá autorizar la repetición completa del período formativo.

Casos muy concretos

Estos tres casos, como bien explican diferentes tutores MIR “son casos muy excepcionales”. “No es la norma cotidiana que un MIR suspenda. Hay que tener en cuenta que son personas con mucha vocación y muy preparadas, que llegan de hacer una carrera de seis años, más uno más de preparación para el examen MIR”, explica una voz autorizada del área de formación del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.

Negativo, suficiente, destacado y excelente. Así es el mecanismo que se emplea a la hora de evaluar a los residentes. Según explican desde el Hospital Universitario Gregorio Marañón, “la mayoría de residentes reciben una nota de destacado. Muy pocos suficiente. Y casos muy concretos y extraños reciben la calificación de negativo. Al igual que la calificación de excelente la reciben aquellos alumnos de sobresaliente que han realizado una estancia MIR de diez”.