Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00
Conocimiento > Formación

Educación podrá 'bloquear' la nueva facultad de Medicina catalana

La aprobación de un aumento en númerus clausus daría luz verde a la Generalitat para crear la facultad

Oriol Miralles, vicepresidente, Sergi Valle, presidente, y Laura Sayol, tesorera del Cemcat.
Educación podrá 'bloquear' la nueva facultad de Medicina catalana
José A. Puglisi
Miércoles, 27 de abril de 2016, a las 09:30
La pelota está en el tejado del Ministerio de Educación. En la reunión celebrada entre el Consejo de Estudiantes de Medicina de Cataluña (Cemcat) con Josep Pallarés, director general de Universidades de la Generalitat de Cataluña, y Arcadi Navarro, secretario de Universidades e Investigación, se aseguró que el futuro de la facultad de Medicina de la Universidad de Vic dependerá, entre otros factores, del aumento de los númerus clausus que apruebe el ministerio para la próxima convocatoria, según ha conocido Redacción Médica.

El director general y el secretario de Universidades de la Generalitat han asegurado que, hasta la fecha, no han recibido una propuesta formal por parte de la Universidad de Vic para abrir la nueva facultad de Medicina. “Lo único que se ha venido tramitando son los permisos ante la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), ya que son los pasos prioritarios para tramitar esta apertura”, aclara el presidente de Cemcat, Sergi Valle.

La representación estudiantil ha aprovechado la oportunidad para solicitar que, una vez realizada la propuesta formal por la Universidad de Vic, se elabore un estudio demográfico que mida la necesidad real de la nueva facultad. Sin embargo, los alumnos adelantan que “la aprobación desde Madrid del númerus clausus será extremadamente condicionante para la Generalitat y el futuro de la universidad, ya que, de negarse un aumento de plazas, se paralizará el proyecto que, inicialmente, no tiene previsto utilizar estudiantes de otras facultades”, apuntan.

Al Cemcat le preocupa que otros aspectos, como el efecto sobre los números MIR, están pasando desapercibidos, debidos a que son una competencia directa del Ministerio de Sanidad que, según indican a este diario, no han sido muy valorados al momento de debatir sobre la viabilidad de la nueva facultad catalana.

Igualdad estudiantil

Valle apunta que la reunión también ha permitido solicitar la realización de un estudio que analice si el aumento de las tasas universitarios de 2012 ha menguado el acceso de los estudiantes a los grados más costosos, entre los que se encuentran el de Medicina. “Se espera que podamos contar con los resultados entre septiembre u octubre, donde se podrá conocer si existe una creciente desigualdad tras el aumento de una media de 1.000 euros en la formación universitaria”, puntualiza.