Dime cómo eres y te diré para qué especialidad médica estás hecho

El Colegio de Médicos de Barcelona informa sobre las diferencias entre ambas ramas sanitarias

Imagen de un médico eligiendo su plaza de residencia.
Dime cómo eres y te diré para qué especialidad médica estás hecho
dom 24 marzo 2019. 12.00H
La sección de Médicos Residentes y Médicos Jóvenes del Colegio de Médicos de Barcelona ha elaborado una información en la que compara las especialidades médicas y las quirúrgicas, una gráfica que puede ayudar a los futuros MIR  a la hora de tomar una de las decisiones más importantes de sus vidas el próximo mes de abril

Así, afirman que en las especialidades médicas - la mayoría de cuatro años de residencia- las jornadas laborales tienen una mayor planificación y unos horarios más estables en general. Además, según el Colegio, los especialistas tienen menos estrés y mejor calidad de vida, algo que puede ligarse a que suelen librar las guardias. 

Por el contrario, en las especialidades quirúrgicas, según señala la institución médica, las jornadas son más largas y hay más estrés y desorganización en el día a día. Los residentes, además, tienen poco contacto con las especialidades médicas y tienen menor calidad de vida, en parte, porque no libran las guardias y tienen un año más de residencia. 

Dónde pasas tu jornada


Los que se decanten por una especialidad médica, pasarán la mayor parte de su jornada en 

En las especialidades médica, abunda el trato con pacientes crónicos, complejos, pluripatológicos y con frecuentes reingresos


una planta de hospitalización o consulta y tendrán mayor contacto con otras especialidades médicas. En cambio, los residentes que se decanten por una quirúrgica, pasarán la mayoría del día metidos en un quirófano y deberán armarse de paciencia en cuanto a los horarios. 

En cuanto a la formación, el Colegio de Médicos de Barcelona afirma que en las médicas 
se puede dar una menor subespecialización
dado el gran abanico de conocimientos médicos que se requieren. En cambio, en las quirúrgicas, no sólo hay aprendizaje de conocimientos teóricos, sino que también se desarrollan habilidades de técnica quirúrgica y de procedimentos menores. Todo ello se traduce en una hiperespecialización que dificulta poder cambiar de ámbito de trabajo. 


Qué tipo de paciente tratarás


En las especialidades médicas, abunda el trato con pacientes crónicos, complejos, 

En las quirúrgicas es importante la capacidad de solucionar progresos agudos que requieren de una atención inmediata. 


pluripatológicos y con frecuentes reingresos, por lo que el médico tiene mayor capacidad de aceptar la no curación de enfermedades y acompañar al enfermo. Los quirúrgicos, por su parte, son más resolutivos y adquieren la capacidad de solucionar progresos agudos que requieren de una atención inmediata

En cuando a cuestiones burocráticas, las especialistas médicos tienen quedar mayor importancia a la historia clínica global y actual del paciente, a la anamnesis y a la exploración física. Por su parte, los quirúrgicos aprenderán a discernir entre paciente crítico y paciente no crítico y saber indicar correctamente la necesidad de intervención quirúrgica.

Por último, el Colegio de Médicos señala opciones mixtan. Así, a los que se decantan más por especialidades médicas que hay ramas como Aparato Digestivo o Anestesiología que ofrecen técnicas intervencionistas. También hay especialidades consideradas médico-quirúrgicas como Oftalmología, Obstetricia u Otorrinolaringología. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.