Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:05
Conocimiento > Formación

Diez razones para hacerse MIR de Anestesiología: "Aliviar el dolor, un don"

Entre sus motivos destaca que esta especialidad goza de pleno empleo entre sus profesionales

Diez razones para hacerse MIR de Anestesiología: "Aliviar el dolor, un don"
Redacción
Viernes, 23 de febrero de 2018, a las 09:10
A falta de dos meses para escoger plaza de residente como MIR, las especialidades médicas muestran los motivos por los que deben elegir la suya y no otra. Si Medicina Interna prometía ‘pleno empleo’, la especialidad de Anestesiología y reanimación aportan 10 motivos para que “te unas a nosotros”.

Desde  la Sociedad Española de Anestesiología y Reanimación (Sedar) se han atrevido a hacer una pequeña reflexión con las razones correctas para elegir anestesia como especialidad “clave” para culminar la carrera de Medicina. La primera razón es “el nombre completo de la especialidad: Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del Dolor. ¿Has pensado alguna vez en lo que significa cada parte? ¿Y lo completa que puede ser tu formación médica conociendo estas tres importantes áreas en el ejercicio de la medicina?”, se pregunta la sociedad en su primer motivo.

“Probablemente, si no te han tocado prácticas en el servicio de Anestesiología donde estudiaste la carrera, ni te lo hayas planteado. Las cosas parece que están empezando a cambiar, pero actualmente el contacto que hay con la anestesia durante la carrera es muy limitado”, afirma.

En su segunda razón, explican que “en nuestra especialidad somos capaces de inducir un sueño profundo, parecido al coma, ausente de dolor y, al tiempo, velar por el correcto estado de todas las funciones y constantes vitales del paciente…, y lo que es más increíble, aún somos capaces de hacerles volver de ese sueño cuando queremos”.

El tercer argumento versa sobre como “somos el máximo exponente de la seguridad en el quirófano”. En este sentido, “si el anestesiólogo no estuviera cuidando del paciente en las cirugías, en muchas, podría hasta morir y, además, debemos tener en cuenta todos los pequeños detalles que puedan perjudicar al enfermo durante la cirugía, como son, entre otros, la posición quirúrgica”.

El cuarto fundamento que exponen es que  “aburrirse o caer en la rutina en esta especialidad es prácticamente imposible” porque “cada vez que nos necesitan en más áreas del hospital para sedaciones”.

El quinto mandamiento de esta profesión “es claramente de contrastes: pasas de la calma a la alerta máxima en cuestión de segundos, y tienes que estar preparado para todo. Aquí es donde entra la segunda palabra de la especialidad: reanimación”.

En su sexta justificación creen que “tener la capacidad de aliviar el dolor es un don. Nosotros somos los especialistas que lo controlamos, tanto en el quirófano, como en los paritorios, Unidades de Reanimación y en las famosas clínicas del dolor”.

En su séptima razón, los anestesiólogos están siempre como “solucionadores de problemas”, gracias a la anticipación que “demandan para ir siempre por delante de todos los problemas. Nos acostumbramos a tener un plan A, B, y C por si las cosas se tuercen”.

Su octava excusa para elegir esta especialidad MIR es que “las Unidades de Reanimación están destinadas especialmente al cuidado postostoperario de pacientes complejos, requiriendo conocimientos que se extienden en campos tan variados como la ecocardiografía, la fluidoterapia, el manejo de antibióticos o la hemofiltración. ¿Te imaginas tú allí salvando vidas?”.

La novena razón de peso va en la línea del empleo. “Te has fijado que nuestra tasa de paro es de 0 por ciento. La necesidad de anestesiólogos es un valor al alza. Simplemente hay que comparar cuantos MIR quirúrgicos salen cada año con respecto a cuantos MIR anestesiólogos… Nos falta gente”, exclaman.

Por último, concluyen que “somos los más médicos de los quirúrgicos y los más quirúrgicos de los médicos. ¡Únete a nosotros! Te aseguramos que nunca te arrepentirás”, finalizan su alegato Sedar en reclamo de los nuevos MIR de Anestesiología y reanimación.