18 nov 2018 | Actualizado: 13:10

Cinco cosas que todo el mundo compra y no necesita en primero de Medicina

Los estudiantes se preparan para su primer año en la facultad sin saber qué meter en la mochila

La complejidad de la 'lista de la compra' en primero de carrera.
Cinco cosas que todo el mundo compra y no necesita en primero de Medicina
dom 09 septiembre 2018. 12.10H
Redacción
El curso de Medicina comienza y son muchos los materiales que los novatos llevarán en sus carteras el primer día de ‘uni’. Pero, ¿es necesario todo lo que se compra con el ansia de quien comienza su nueva etapa estudiantil? ¿Todos los estudiantes de la rama sanitaria deben comprarse una bata en su primera año de clase? En Redacción Médica nos hemos puesto en contacto con antiguos alumnos de las diferentes especialidades sanitarias para saber qué es necesario comprarse y qué no antes del primer día de clase.

El primer error en el que todos coinciden: los aparatos de precisión médica y el gorro quirúrgico. "No te hacen falta en primero, ¡nunca!". Sobre instrumentos como el fonendo o el glucómetro aseguran que se usarán más en casa para tomar la tensión a tus amigos y familiares que en la facultad. “El oxímetro, el glucómetro y el termómetro son cosas que tienes en tu casa pero que no te harán falta y, cuando las necesites en las prácticas, las tendrás a mano desde el mismo Hospital. En el caso del estetoscopio, en muchos casos no se usa hasta tercero de carrera”, apuntan.

Sobre el gorro quirúrgico, los antiguos alumnos recuerdan: “no vas a entrar a un quirófano el primer día y para las prácticas de anatomía no es necesario”.  Aunque saben que el gorro es el "regalo típico" de los amigos al enterarse que has entrado en Medicina, coinciden en que lo mejor es llegar el primer día con boli y papel para apuntar y no hacer la compra para evitar gastos superfluos o equipamientos que “te hacían ilusión” el primer día de carrera y "luego no terminas de darles utilidad".

En lo que sí coindicen los antiguos alumnos en la necesidad de una bata. “Una o varias”, apuntan algunos de ellos. Y es que la bata sí será algo, tanto para las clases de Química como para las prácticas, que se va a usar en repetidas ocasiones.


¿Qué libros son necesarios?


Pero fuera del ‘make up’ profesional, con esos complementos tan encorsetados dentro del perfil del sanitario, los antiguos alumnos avisan: cuidado con los libros. Además de recomendar a esperar para ver qué ofrece la biblioteca de la facultad, los ya médicos aseguran que lo mejor es dar uno o dos meses hasta que “verdaderamente” veas las necesidad que te genera cada manual de la lista de los ‘básicos y esenciales’.

Y es que, hay muchos libros de Medicina (con un elevado coste económico), que se tornan imprescindibles en el primer año de carrera. El Atlas de Anatomía Sobotta o el Tratado de Fisiología Médica (Guyton & Hall) son algunos de esos libros imprescindibles según la gran mayoría de los estudiantes y que, dependiendo de cómo se el alumno, pueden ser útiles o quedarse en una estantería acumulando polvo.

Debido a la gran cantidad de títulos que se contemplan, algunos estudiantes recomiendan usar los ejemplares de consulta de la biblioteca y hacer fotocopias de los temas concretos. "Además, ahora todo esta en las redes y lo vas a tener más accesible, hasta durante la clase", apuntan.

En definitiva, muchos coinciden en que las primeras tomas de contacto con la carrera de Medicina van a ser “universidad, universidad y universidad”. Algo que choca con la posibilidad de acudir el primer día con un gorro personalizado o un fonendo. “Llevar el carnet de la biblioteca a mano y un boli. Poco más”, finalizan.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.