Redacción Médica
20 de octubre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:20
Conocimiento > Formación

Agresiones: estas son las 2 mejores técnicas de defensa que tiene el médico

Los sanitarios pueden utilizar el mobiliario como "escudo" ante una situación de agresión

También proponen técnicas para zafarse del agresor.
Agresiones: estas son las 2 mejores técnicas de defensa que tiene el médico
Mercedes Rivera
Domingo, 25 de marzo de 2018, a las 12:00
La defensa personal se define como el conjunto de habilidades técnico-tácticas encaminadas a impedir o repeler una agresión, realizadas por uno mismo y para sí mismo. Actualmente es uno de los métodos que enseñan en los cursos de formación a médicos y enfermeros para hacer frente al problema de las agresiones sanitarias que, en los últimos tiempos, son una constante principalmente en la Atención Primaria.

Alberto Sánchez, secretario de Satse Valladolid, ha explicado a este periódico qué técnicas de defensa personal enseñan a los enfermeros durante sus cursos de formación. Para defenderte de una agresión “los sanitarios tienen a su disposición el mobiliario de la consulta”, ha explicado. En este sentido, “las sillas, por ejemplo, pueden servir a los sanitarios de escudo que separe al profesional del agresor”.

Asimismo, ha explicado que los formadores enseñan también técnicas para poder zafarse del agresor cuando, por ejemplo, tiran al suelo al profesional o intentan pegarle. Sin embargo, en algunas ocasiones, la única solución es poder escapar del agresor por lo que es necesario que las consultas tengan las puertas despejadas para poder salir de la habitación.

Prevención de agresiones

En materia de prevención, desde Comisiones Obreras apuestan por medidas que ayuden a evitar una agresión. En este sentido, el sindicato propone un diseño óptimo del lugar de trabajo que permita que el profesional sanitario tenga un acceso rápido a zonas seguras.

En cuanto a las medidas referentes al procedimiento de trabajo, Comisiones Obreras propone dar formación suficiente sobre violencia como parte de la gestión de seguridad; establecer procedimientos de emergencia; rotar puestos de alto riesgo, de forma que una misma persona no esté sujeta siempre al mismo riesgo; utilizar alarmas personales, entre otras.

Asimismo, los médicos y enfermeros deben aprender a ordenar el mobiliario de la consulta y a colocar el material de tal manera que se puedan evitar lesiones con elementos arrojadizos. También destaca la prevención en el ámbito psíquico para evitar la situación de miedo a la que pueden estar sujetos los sanitarios.